Estado de TamaulipasNuevo Laredo

“Yo AMO a Nuevo Laredo”: los ciudadanos tienen el poder de decidir

Agencias/El Mañana

Durante el proceso electoral del 2013 El Mañana lanzó la campaña denominada “Vota Nuevo Laredo, tu ciudad de necesita”, derivado de la necesidad de que el voto orgánico y verdaderamente ciudadano elija a sus representantes, pues en caso contrario los partidos que realizan tácticas de “acarreo” político suelen imponerse con su base de electores inducidos. “Yo amo a Nuevo Laredo”, el es el eslogan de esta iniciativa

En la elección del 2018, Nuevo Laredo tuvo una de las menores participaciones en todo el Estado a pesar de que fue una contienda que alcanzó niveles históricos de votaciones en casi todos los municipios y entidades del país.

Yo amo a Nuevo Laredo

Ante esta situación, El Mañana ha tomado la determinación de emprender

la campaña “Yo amo a Nuevo Laredo”, para promover el voto libre y condenar los actos encaminados a la defraudación electoral en materia de condicionamiento de apoyos sociales, “mapacheo”, uso de recursos públicos

para las campañas y otras prácticas que atentan contra una elección

libre y democrática.

Hoy inician las campañas del proceso electoral más grande de la historia, en el que Nuevo Laredo renovará su alcaldía, tres diputaciones locales y una federal.

Según lo establece el calendario electoral, hoy comienzan sólo las campañas de los diputados federales y a partir del 19 de abril arrancarán las de ayuntamientos y diputaciones locales.

En Nuevo Laredo se habrá de elegir la alcaldía, dos sindicaturas y 21 regidores, además de tres diputados locales y uno federal.

El 31 de marzo, fue la fecha límite para que cada partido registrara oficialmente a sus candidatos.

Para las próximas elecciones en las que se renovarán la alcaldía, diputaciones locales y una federal que compete a Nuevo Laredo,

el rival a vencer es el abstencionismo, pues en los últimos años no se ha superado el 53% de la participación de los votantes registrados ante el INE.

Alberto Guerra Salazar, analista político y columnista tamaulipeco, atribuye ese desinterés del votante a una decepción de los gobernantes que han

incumplido con sus promesas de campaña.

En el último proceso electoral del 2018 federal en el que se eligió a un presidente de la República, 128 senadores y senadoras y 500 cargos de diputadas y diputados de la Cámara baja, apenas votó el 51%, mientras

que en el 2019 con elecciones locales, Nuevo Laredo tuvo la participación màs baja en la historia, votando sólo 3 de cada 10 neolaredenses, lo que

representa apenas un 30% de la lista nominal cumpliendo con

su obligación cívica.

“El abstencionismo es un fenómeno que se explica en la circunstancia de que el ciudadano está decepcionado de la gestión gubernamental; estos

eventos recientes no abonan a una invitación al elector a que acuda a cumplir con esta obligación, por eso es importante que cada partido esté atento y vigile la limpieza del proceso para que no se involucren intereses ajenos, como dinero del gobierno y particulares, inclusive para favorecer una determinada campaña o candidatura, entonces es importante que los

partidos usen los instrumentos jurídicos que tienen a su favor, para hacerlo valer ante el órgano electoral y llamar a cuenta a los funcionarios o políticos que estén haciendo un uso indebido de este tipo de propaganda”, expresó Guerra Salazar.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking