Exterior

Talibanes reprimen protesta de afganas

Kabul.— Los talibanes dispersaron ayer con gas lacrimógeno y disparos al aire una protesta organizada por mujeres afganas, que por segundo día consecutivo salieron a las calles de Kabul para reclamar sus derechos y su participación en un futuro gobierno de Afganistán.

Las mujeres realizaban una marcha desde el Ministerio de Relaciones Exteriores hacia las puertas del Palacio Presidencial cuando fueron detenidas por los insurgentes. “Nos impidieron continuar la marcha y dijeron que no está permitido ir hacia la puerta del Palacio Presidencial”, dijo una de las organizadoras, que pidió el anonimato.

“Usaron disparos y gases lacrimógenos para dispersarnos, incluso si cinco mujeres se reúnen en un lugar para protestar las dispersan”, agregó.

Los talibanes capturaron rápidamente la mayor parte de Afganistán el mes pasado y celebraron la partida de las últimas fuerzas estadounidenses después de 20 años de guerra. El grupo insurgente ahora debe gobernar un país devastado por la guerra que depende en gran medida de la ayuda internacional.

La marcha de afganas, la segunda en otros tantos días en Kabul, comenzó pacíficamente. Las manifestantes colocaron una ofrenda floral frente al Ministerio de Defensa de Afganistán para honrar a los soldados afganos que murieron luchando contra los insurgentes antes de marchar hacia el Palacio Presidencial. “Estamos aquí para ganar derechos humanos en Afganistán”, comentó Maryam Naiby, de 20 años. “Amo mi país. Siempre estaré aquí”.

A medida que los gritos de las manifestantes se hicieron más fuertes, varios funcionarios talibanes se metieron entre la multitud para preguntar qué querían decir. Flanqueada por otras asistentes, Sudaba Kabiri, una estudiante universitaria de 24 años, le dijo a su interlocutor talibán que el profeta del Islam concedía derechos a las mujeres y que ellas querían los suyos. El funcionario talibán prometió que a las afganas se les otorgarían sus derechos, pero ellas, todas de más de 20 años, se mostraron escépticas.

CNN reportó que las imágenes compartidas por la red de noticias afgana TOLO News mostraron un enfrentamiento entre los guardias talibanes y algunas de las mujeres. En el video se escucha a un hombre en un megáfono que le dice a la pequeña multitud “pasaremos su mensaje a los ancianos”. Su voz parece tranquila. Pero hacia el final de la grabación, se puede escuchar a las mujeres gritar y una asistente dice: “¿Por qué nos golpean?”. Un video de la activista afgana Narjis Sadat sangrando de su cabeza se compartió en las redes, alegando que había sido golpeada por combatientes militantes en la acción.

“La protesta (…) estuvo en línea con la (…) de ayer para pedir a los talibanes que le den a las mujeres una participación significativa en todos los aspectos de la vida, incluida la toma de decisiones y la política”, explicó Samira Khairkhwa, otra de las organizadoras. Remarcó que las acciones continuarán “hasta que los talibanes acepten nuestras demandas, no nos quedaremos calladas ni nos encerraremos en las casas”.

Los líderes insurgentes desestimaron los videos que se comparten en línea sobre la violencia en las protestas lideradas por mujeres. El jefe de la Comisión Cultural, Muhammad Jalal, dijo que estas manifestaciones fueron “un intento deliberado de causar problemas”, y agregó que “estas personas ni siquiera representan 0.1% de Afganistán”.

El portavoz talibán, Bilal Karimi, dijo que “todos los afganos, incluidas las mujeres, gozarán de sus derechos en el futuro gobierno, pero el nivel de participación de las mujeres en la política es algo que se decidirá y quedará claro una vez que se forme el nuevo gobierno”.

En este contexto, los miembros del Talibán blanquearon murales que promovían la atención médica, advertían sobre los peligros del VIH e incluso rendían homenaje a algunos de los contribuyentes extranjeros icónicos de Afganistán, como la antropóloga Nancy Dupree.

Las jóvenes manifestantes dijeron que han tenido que desafiar a familias preocupadas para que sigan adelante con sus protestas. Naiby, la joven de 20 años, ya ha operado una organización de mujeres y es portavoz de los Juegos Paralímpicos de Afganistán. Reflexionó sobre las decenas de miles de afganos que se apresuraron al Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul para escapar de Afganistán después de que los talibanes invadieron la capital el 15 de agosto. “Tenían miedo”, pero para ella, dijo, la lucha es en su país.

Durante gran parte de las últimas dos semanas, los funcionarios talibanes se han reunido entre ellos, en medio de informes sobre las diferencias. El sábado, el jefe de inteligencia del vecino Paquistán, el general Faiez Hameed, realizó una visita sorpresa a Kabul. En una nueva señal de que el aeropuerto reanudó la actividad, la aerolínea Ariana anunció la reanudación de los vuelos internos. Mientras, el secretario de Estado de EU, Antony Blinken, viaja hoy a Qatar.

Resistencia

Además, el nuevo régimen hace frente a un reducto de resistencia en el valle del Panjshir. La formación islamista afirmó que ya han capturado la mitad de los distritos de la provincia norteña, y que 90% de un quinto se encuentra bajo su control. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking