Aliber LopezEditorial

OPTICA POLITICA

Por Aliber López 

“Para los defensores de la RE de 2013 viviremos una catástrofe”

“La RE de AMLO acabará con privilegios privados que dañan la nación”

Para los defensores de la Reforma Eléctrica de 2013, que Enrique Peña Nieto concretó con el apoyo de los partidos políticos PRI y PRD, quienes se habían resistido a los intentos de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, la lista de males que nos aguardan, de concretarse la Iniciativa de Ley Eléctrica que ha enviado Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión, consistente esencialmente en quitarle a las empresas privadas los privilegios otorgados por la Ley “peñanietista”, en perjuicio del presupuesto de la CFE (Comisión Federal de Electricidad), es interminable. 

Según los defensores de los privilegios a empresas privadas y extranjeras, con la nueva Reforma, aumentará el costo de la electricidad, se deteriorará la calidad del servicio, nos lloverán los apagones habrá fuga de capitales, se frenarán las inversiones extranjeras directas, tendremos que pagar miles de millones de dólares en indemnizaciones y el peso se devaluará. Esto y muchas catástrofes parecidas más señalaron los gobiernos que quisieron privatizar la energía eléctrica desde los años “90s” hasta el 2013, y aunque la Reforma Eléctrica nunca se dio, las catástrofes anunciadas por los gobiernos neoliberales postsalinistas, nunca sucedieron, aunque apoyándose en reformas secundarias anticonstitucionales, fueron deteriorando la empresa estatal de la CFE paso a paso en beneficio de empresas privadas como era su verdadera intención.  

La realidad que Andrés Manuel y diversos funcionarios de su gobierno denuncian día a día en las conferencias “Mañaneras”, es que, con los privilegios otorgados a empresas privadas nacionales y extranjeras, por la Ley Eléctrica del 2013, la CFE como empresa de la nación sufre quebrantos a sus finanzas del orden de hasta 400 mil millones de pesos. Con la Reforma peñanietista se presumía que llegarían inversiones extranjeras del orden de 40 mil millones de dólares que presuntamente ahora, con la Reforma de AMLO, se irán del país, cuando la realidad fue que REPSOL e IBERDROLA y otras empresas privadas y extranjeras se financiaron con recursos financieros nacionales que manejan dinero de las AFORES y recursos de BANOBRAS, y otros bancos nacionales, de manera que las inversiones extranjeras en la CFE, brillaron por su ausencia.

Si todos estos detalles de la realidad que vive la CFE se ventilan en Foros Públicos y son analizados por expertos, no dudamos que la mayoría de los Diputados Federales y los Senadores en su momento, avalarán la iniciativa de ley defensora de las buenas finanzas de la CFE, empresa al servicio de la nación y no de los particulares, pues se presume que los legisladores, sean del partido que sean, son representantes populares defensores de los bienes de la nación. 

.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba