Aliber LopezEditorial

OPTICA POLITICA

Por Alíber López

“En el ajedrez como en la vida y la política, se gana y se pierde”

“MORENA no ganó, perdieron los prianistasperredistas”

“Los cambios seguirán impulsándose”

En el ajedrez, como en la vida y en la política, se gana y se pierde por el número de los aciertos y errores que se cometen, así como su magnitud. En todo el tiempo posterior al retiro de Andrés Manuel López Obrador de la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del partido MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional), (2017), hasta las elecciones de julio del 2018, era obligado el interinato de la Secretaria General de esa organización, Yeidckol Polevnski Gurwits en la Presidencia del partido, pero debió convocarse a elecciones a más tardar en el año siguiente (2019) y si se hizo, pero se dieron triquiñuelas avaladas por el INE (Instituto Nacional Electoral) y el TRIFE (Tribunal Federal Electoral), como lo relacionado con el padrón de MORENA, para suspender una y otras convocatorias. Esta fue una falta seria de los morenistas porque la mayoría de los cuadros políticos de esa organización, se integraron al Gobierno y conformaron el aparato del poder legislativo.

El 2020 y antes del inicio del proceso electoral, en la segunda mitad del mes de enero, con muchas dificultades de legalidad se realiza un Congreso Extraordinario que finalmente acaba con el interinato de Yeidckol y nombra un Presidente Interino, Alfonso Ramírez Cuéllar, quien deberá convocar a un Congreso eleccionario a más tardar en el mes de mayo. Un mes después se inició la pandemia del Covid-19 que aún no sabíamos cuánto duraría y las fechas para la realización de un Congreso estatutario se fueron posponiendo hasta que se inició el proceso electoral 2020-2021.

Como a MORENA no le permitieron realizar un Congreso estatuario, las autoridades electorales (INE y TRIFE) le impusieron como método, una Encuesta para elegir Presidente y Secretario General, convocada y evaluada por el INE sin que las instancias partidistas pudieran intervenir, quedando como líder de MORENA, Mario Delgado Carrillo, personaje sin experiencia partidista. Desde su liderazgo se tomaron muchas decisiones que fueron criticadas por la militancia que seguramente incidieron en el balance final después de las elecciones, pues en muchas latitudes del país, en candidaturas a los puestos de elección popular en Diputaciones Federales y estatales, Gubernaturas y Ayuntamientos, la Coalición no luchó con sus mejores candidatos.

Tampoco se tuvieron muy buenas campañas en los diferentes niveles de competencia, salvo excepciones, como en nuestro municipio por parte de los triunfadores, aun cuando el “fuego amigo”, se hizo sentir de principio a fin del proceso eleccionario, a veces hasta más tupido que el de los adversarios.

Los perdedores en la elección, al parecer tuvieron más errores que aciertos; pudiéramos decir: “MORENA no ganó, los prianistas-perredistas perdieron”; así decimos a veces en el ajedrez, “yo no te gané, tu perdiste”. Centraron sus campañas en las descalificaciones a la autoridad federal y a todos los candidatos morenistas, principalmente a López Obrador, manifestándose recurrentemente como mejores para gobernar y queriendo siempre que la primera figura presidencial gobernara como ellos opinaban, posición que siguen manteniendo.  Su propuesta fue: “Que MORENA no gane la “mayoría calificada” en la Cámara de Diputados para que no siga cambiando la Constitución General de la República”, aunque ellos lo hicieron aceleradamente desde el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari, aunque no para bien de la nación sino para “acabar con la competencia desleal”,  como la IP (Iniciativa Privada) llamaba a la venta de productos alimenticios subsidiados que se distribuían a través de CONASUPO (Comisión Nacional de Subsistencias Populares), a los servicios de Teléfonos de México, Ferrocarriles Nacionales de México, Industrias, Minas y muchas áreas de la economía en manos del Estado.

Con todo y los errores cometidos por MORENA y sus aliados en el proceso electoral que casi terminó, los electores del país votaron por seguir impulsando los cambios que favorecen a las mayorías de esta gran nación y Andrés Manuel seguirá promoviéndolos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking