Aliber LopezEditorial

OPTICA POLITICA

Por Alíber López

“Las virtudes del juego-ciencia, del ajedrez o del Chaturanga”

“La práctica del ajedrez debe universalizarse en Educación Básica”

El ajedrez es un juego de mesa que ya lo juegan cientos de millones de aficionados en el mundo, es un juego aparentemente simple porque sus reglas se pueden aprender en unas cuantas horas, pero su complejidad a la hora de jugarlo permite que, mucho mejor que con otros juegos mentales, se desarrolle la inteligencia.

Para los sistemas educativos de todos los países del mundo es muy importante estimular el desarrollo de la inteligencia en los niños y jóvenes. ¿Por qué eso es importante?, se preguntarán muchos. Simplemente porque como seres humanos que constantemente tomamos decisiones para bien o para mal de quienes nos rodean, es menester que desarrollemos nuestros atributos, es decir, la memoria, la reflexión, la comprensión, el razonamiento, la experiencia, el lenguaje, sensaciones y percepciones múltiples, que durante nuestra vida útil nos ayudarán mucho en la “toma de decisiones” que redundarán (para bien o para mal), en la vida personal, social y la del planeta en que vivimos.

Leontxo García, español amante y cronista del ajedrez en el mundo tiene un libro que se titula “Ajedrez y Ciencia, Pasiones Mezcladas”, es un entusiasta partidario de que la práctica cotidiana del ajedrez se instaure en las escuelas considerando a éste como un micromundo en el que está representado el universo real con todas las pasiones, estrategias y riesgos de los tiempos que vivimos y sobre todo, porque el juego del ajedrez enseña a pensar, a desarrollar la concentración, la memoria visual, el razonamiento lógico y lo más importante: La “toma de decisiones”.

Pero, aunque el texto de Leontxo es interesantísimo en todos los temas que aborda, queremos destacar sus principales razonamientos por los que recomienda la enseñanza universal del ajedrez en todos los sistemas educativos del planeta.

De arranque, la práctica del “juego ciencia”, desarrolla la inteligencia. Los jugadores se turnan para realizar sus jugadas y cumplir con el objetivo final de dar jaque mate a su adversario, cumpliendo con todas las reglas. En cada jugada van cambiando los escenarios y en su turno, cada jugador, de decenas, cientos o miles de jugadas diferentes que tiene en frente, debe decidir cuál es su mejor movimiento.

El ejercicio mental a su vez muy útil contra el Alzheimer, esa terrible enfermedad que ataca a los adultos mayores. Tiene múltiples aplicaciones sociales, es un juego que puede practicarse en internet y encuentras a tus adversarios en todos los países del mundo. Si lo visualizas por medio de sus costos, es uno de los más baratos del mundo. Con menos de 500 pesos te puedes armar con un juego de ajedrez y reloj para jugar “por tiempo”. El ajedrez tiene relación con la música, las matemáticas, la geografía, la historia el cine y la literatura. Según Leontxo García, el ajedrez se puede aprender a jugar desde los 5 años de edad hasta los 80 o 90, hasta por personas con síndrome de Down. Con su práctica cotidiana se pueden desarrollar las 8 inteligencias que cita Howard Gardner:  La lingüística, la lógica-matemática, la visoespacial, la musical, la corporal-cinestésica, la naturalista la intrapersonal y la interpersonal.

Ojalá y las autoridades escolares de la federación, tomen la decisión de implementar la enseñanza y práctica del ajedrez en el sistema de Educación Básica, después de esta pandemia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
error: Contenido exclusivo de Contacto!!
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking