Aliber LopezEditorial

OPTICA POLITICA

Por Aliber López

“Fideicomisos desaparecen”

“AMLO cuestiona algunos de ellos”

“La opacidad en su manejo los caracteriza”

Nos intrigan las razones de algunos comunicadores que se afanan demasiado en defender la existencia de los Fideicomisos, aun y cuando fueron desviados recursos de éstos, hasta ahora comprobados, como el de CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), del que se escaparon en un sexenio por ejemplo (el de Enrique Peña Nieto), 41 mil millones de pesos hacia la iniciativa privada. En todos los fideicomisos o en casi todos (109), hay desviaciones, opacidad en la comprobación y hasta entregas a empresas extranjeras.

Le creemos al Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, cuando denuncia en las conferencias “mañaneras”, las razones por las que envió la iniciativa de ley para desaparecer los fideicomisos y entendemos las razones por las que varios comunicadores de la prensa nacional los defienden, desgarrándose las vestiduras; incluso algunos legisladores “prianistas” llegan a extremos de desesperación, pues ya empiezan a difundirse las corruptelas que rodean o rodeaban a tanto dinero de la  nación sin que nadie los vigilara en su aplicación.

Lo que no nos explicamos es el hecho de que varios comunicadores en Matamoros se aferren a los argumentos panistas y descalifiquen los argumentos presidenciales. Algunos dicen: “Bueno, si el 40 % de los recursos se desviaba a la iniciativa privada o al pozo de la corrupción, que culpa tiene el 60 % de los que van a sufrir porque se canceló el fideicomiso”. O sea, inferimos el argumento de algunos comunicadores radiofónicos locales, “no le hace que se roben 40 millones de cada 100, pero que los beneficiarios reciban los 60 millones”. Argumentan también, “por que los desaparecen sin presentar ningún proyecto alternativo”. Lo cierto es que Andrés Manuel ha repetido hasta el cansancio que los apoyos no desaparecerán, sino que se reorganizará su entrega, haciéndolo de manera directa a los beneficiarios, sin intermediario alguno. A esta promesa presidencial ha habido “oídos sordos”.

Entendemos las posiciones nacionales de los defensores de los fideicomisos. Investigar sobre su aplicación en sexenios anteriores, puede llevar a la cárcel a varios peces gordos de la política; lo que no entendemos es el porqué de las resistencias argumentativas que en lo estatal y local se manifiestan.

Show More

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Close
Back to top button
error: Contenido exclusivo de Contacto!!
Close