Editorial

Opinión publica

PRI Tamaulipas ¿ovejas descarriadas?

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los días de Edgardo Melhem Salinas en la jerarquía estatal del PRI parecen estar contados. Desde el CEN, con la ayuda de sus malquerientes, le preparan la “cama”.

Sería lo de menos. La interpretación es que lo harán a un lado para formalizar la alianza con Acción Nacional por la gubernatura, algo en lo que el ríobravense no está de acuerdo. Considera que las ofensas desde el gobierno panista han sido muchas como para olvidarlas.

Este martes su Secretario General Adjunto, Luis Enrique Arreola Vidal, dedica una enérgica carta para acusarlo de ofrecer en venta al partido, o lo que queda de él, al mejor postor.

Lo acusa de ser el responsable de la “debacle” de la elección de junio, cuando cosecharon un promedio de 133 mil votos que les dieron dos diputaciones plurinominales. Se le va a la yugular, como dice el lenguaje del “herradero político”.

Melhem es diputado local y, como tal, ha adoptado una posición más cercana con la bancada de Morena que con la azul, algo que no escapa a  Arreola.

Por si fuera poco, el sábado, en el evento de Todos por Tamaulipas, en el Poliforum, tomó la palabra el distinguido priísta Alejandro Guevara Cobos, tres veces legislador federal por las siglas tricolores, en lo que se interpreta es el adiós al partido.

Melhem ha enmudecido, no ha hecho ningún comentario sobre ambos hechos.

Días antes de sumarse al panismo, el propio Guevara publicó una imagen en que está acompañado del jefe nacional Alejandro Morena Cárdenas, en el CEN. Seguro que no fue a platicarle chistes.

Ambos, Arreola y Guevara, son amigos personales de “Alito”.

Todavía el 13 de octubre, Edgardo declaró a la prensa que lo mejor es competir con un candidato propio porque las condiciones para una alianza no están dadas. Su actuación como legislador es que apoyará propuestas y no a partidos.

Luego del evento de “Todos por Tamaulipas”, Alejandro Guevara afirma que sigue siendo priísta, algo que nadie le ha desmentido ¿ovejas descarriadas?.

Si nos vamos a la eficiencia, Melhem ha sido uno de los dirigentes estatales más movidos, trata de hacer “roncha” pero la ciudadanía ya no traga al PRI. No pocos funcionarios de elección a los que llevó al poder, le dieron la espalda.

A pesar de ese trabajo de eficiencia, tiene sus detractores que no le perdonan rechazar el matrimonio con PAN y PRD, en aras de sobrevivir.

Otro de los “toros sagrados” del priísmo estatal,  Roberto González Barba, se ha pronunciado a la vez por  la alianza. De hecho es el que dio la primicia.

Los acontecimientos dan a entender que la coalición va porque va, con Melhem o sin él. La salida más rápida es la renuncia. Antes deberá designarse al sucesor en un cargo en el CDE para nombrar por prelación, como ellos dicen ¿quién? ¿Alejandro o Luis Enrique?.

Inmediatamente después de publicar la carta, el también ex dirigente de las juventudes revolucionarias registró reacciones de aprobación y aplauso por parte de distinguidos militantes como doña Guadalupe Flores Valdez, dueña de un currículum priísta impresionante.

Así, el ex diputado Heriberto Ruiz Tijerina difundió también que “la mejor solución es la despedida de Edgar, que ya cumplió su ciclo”.

“Chacha” de Alejandro, priísta de toda la vida y que en el pasado reciente se desligó, hizo público: “Yo lo dije desde que andaba buscando la dirigencia, que lo hacía no por amor al partido y mucho menos para levantarlo, sino que lo movía el interés de asegurar la 1er posición y como fue!”.

Ya que mencionamos a la naciente organización “Todos por Tamaulipas”, a la que ahora pertenece el priísta Guevara Cobos, este sábado tendrá su segundo encuentro ciudadano en El Mante.

Es la tierra de César Augusto Verástegui, precandidato que apoyan para la sucesión gubernamental por la vía PAN. El campo futbolero frente a las instalaciones del ingenio no alcanzará para recibir a todos los simpatizantes.

Habrá más los fines de semana –para no entorpecer la actividad de quienes trabajan en el gobierno-, dentro de una alianza civil multipartidista. Es algo nuevo que le dará resultado rumbo a la candidatura. Prácticamente tiene la estafeta en la mano.

Y en la esquina de Morena, el delegado de Programas Sociales, Rodolfo González Valderrama, se descolgó por el ayuntamiento victorense para concertar con el alcalde Eduardo Gattás la municipalización de los apoyos federales. Se instalará un local en el edificio de presidencia.

Cuando la prensa le tocó temas políticos, dijo que hay que preguntarle al partido, que él cumple con la responsabilidad como funcionario.

Gattás bajó desde su oficina para recibirlo en el portón principal, algo que dice mucho de la relación que tienen.

En Nuevo Laredo andaba Maki Ortiz Domínguez, de quien debe interpretarse es la “forastera” que los oradores se refirieron el sábado en el Poliforum. Hay quienes la califican como maquiavélica, capaz de “robarse la carne del asador” pese a no haber sido invitada a la fiesta ¿será cierto?.

Hablando de la UAT, el Rector Electo, Guillermo Mendoza Cavazos, inició por Nuevo Laredo una gira de actividades que lo llevarán a todos los campus para conjuntar el proyecto que encabezará durante la gestión rectoral 2022-2025. Su ejercicio comienza en enero del 2022.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba