Editorial

Opinión pública

Cónclave con olor a “destape”

Por Felipe Martínez Chávez

Cd Victoria, Tamaulipas.- Esta vez no se hizo, a alguien le tuvieron “temor fundado”. Sin embargo, es casi seguro que para las elecciones del 2028, se dará la alternancia (hombre-mujer) en la gubernatura y alcaldías.

Como el voto popular nunca ha llevado al poder a una gobernadora, para entonces podría darse la primera y de ahí pa´l real uno y una.

Les asiste la razón. En número las damitas son poquito más que los varones, y se les había mantenido relegadas. Hoy por decreto son. Debería estar ya la legislación no solo en este sino en las demás entidades.

Algo pasa en eso de las libertades y derechos, porque aquí tampoco se ha dado la reforma para permitir matrimonios gay o del mismo sexo. Quien pretende unirse tiene que demandar en tribunales.

El obstáculo pudiera ser el Partido Acción Nacional, con fama de moralistas pero cuyos vicios privados se convierten en virtudes públicas.

La pregunta es ¿qué va  pasar si en octubre del 2022, como parece, llega al poder Morena?. Son gente de avanzada, de libertades, progresistas o liberales cuyo objetivo principal es el hombre y su bienestar y no la acumulación de lo material.

Pues bien, decíamos que no se atrevieron pero sugirieron los del Instituto Electoral decretar la alternancia de género en presidencias municipales, luego que se implantó la paridad en regidurías y sindicaturas, con ventaja para ellas.

Incluyeron en cambio, la obligación de los partidos a registrar en fórmulas de cabildos a jóvenes, adultos, de la diversidad sexual, afro, migrantes, indígenas y discapacitados. Mas o menos lo mismo en diputaciones de mayoría y  plurinominales, y en Gobernador.

Esta vez el Congreso del Estado tendrá 18 y 18, para lo cual despojaron del escaño que le correspondía a Juan Angel Ibarra Rodríguez, número siete de la lista del PAN. Entrará la ocho, Linda Mireya González Zúñiga, para “emparejar”. Corrigieron varias suplencias.

De que va  haber gobernadora muy pronto, la habrá, pero no en el siguiente sexenio.

No las hemos visto actuar, quien sabe si tendrán la sangre fría para ordenar el trabajo sucio de una administración, el encarcelamiento de sus contrincantes y enemigos, por ejemplo, o “atorar” en las cuentas públicas a alcaldes que se “portan mal”.

O la determinación de propiciar el “fuego amigo” para sacar de la jugada a quien no “cae bien”, a generar un problema para luego “darle” solución y generar simpatías en los medios, y lo que es más común, ordenar hacerle plantones a los contrincantes.

Yo no se si una mujer gobernadora será capaz de ordenar el incendio de un comité electoral o “levantar” a precandidatos que no son de su simpatía. Tendríamos que verlo en los hechos. De otra forma, con cantos a la Virgen Morena, la nomenklatura no puede subsistir.

Estuvimos muy cerca de Laura Alicia Garza Galindo, brillante y “entrona”, acostumbrada a batirse con sus enemigos en la lucha política, pero  con valores que no le permitían aniquilarlos a la hora de dar el golpe final.

A lo mejor tenemos un mal concepto de lo que es la política, pero en estas tierras no tiene nada de limpio. Prueba es que un candidato, a dos semanas de ganar, fue asesinado y dos ex gobernadores están presos. Se necesita una gobernadora “de hierro”, de armas tomar, sin corazón ¿como quién?.

Ya que vamos con el tema, el momento de las mujeres ya no tiene reversa y los panistas tendrán que acostumbrarse.

El viernes, la Sala Monterrey del TRIFE resolvió quejas de aspirantes a regidores de Altamira que alegaban derecho a la “igualdad de género”.

Ahí no habrá “micha y micha”, como no la hay donde ellas ocupan más asientos. El tribunal determinó que es correcta la presencia de 15 mujeres y nueve varones, 62.5 por ciento para ellas y el 37.5 para ellos. El tostón no es limitativo para el sector femenil, aunque sí para el varonil.

En otros asuntos, los organizadores se declaran listos para el tercer informe del senador Américo Villarreal Anaya, este lunes a las 13:00 horas en el salón de una escuela particular ubicada por la Central de Autobuses. Viene la plana nacional morenista.

A reserva del pronunciamiento de los actores, se pronostica un informe o cónclave con “sabor a destape”.

Recordemos que, el 16 de abril, en gira por Sinaloa, el líder morenista Mario Delgado se llevó primeras planas locales cuando, en referencia al senador Villarreal, dijo: “Lo traemos en pleno entrenamiento porque pronto se va a ofrecer allá en Tamaulipas para llevar la Cuarta Transformación”.

Se entendió como un “predestape” por los kilómetros de distancia. Ahora hay oportunidad en territorio ¿lo va  repetir?.

Los organizadores mencionan la confirmación de por lo menos dos gobernadores electos, Miguel Angel Navarro, de Nayarit, y Rubén Rocha, de Sinaloa.

Una decena de senadores, comenzando con el líder, Ricardo Monreal, Citlalli Hernández –también secretaria general del CEN de Morena-, María Merced González, José Narro Céspedes, Cesar Cravioto, Raúl de Jesús Elenes Angulo, Cecilia Sánchez, Lupita Covarrubias, José Luis Pech Vargas, y Eli Cervantes Rojas.

Dicen que hará acto de presencia el delegado de Programas Federales, José Ramón Gómez Leal –presunto “suspirante” por la candidatura de Morena-, diputados federales, locales y alcaldes que pronto tomarán posesión. Pendientes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking