Editorial

Opinión pública

Reynosa, una derrota anunciada

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  Como era de esperarse, en las últimas horas permitidas para hacer campaña se dispararon los estudios demoscópicos o de opinión pública que le atribuyen la victoria a determinados candidatos.

En el mundo político perdura la opinión que la encuesta favorece a quien la paga. Esto cuando son reales o al menos se llevan investigaciones en campo. No pocas veces son falsas.

El 29 de enero Massive Caller, de Monterey, aclaró públicamente que un sondeo en Reynosa que daba mayoría a Morena, no fue realizado por esa empresa.

Muy cierto que, en esta guerra sucia que se libra por todos los frentes, han aparecido firmas “fantasmas”. Los análisis pudieron haber sido inventados desde un escritorio.

Por tal motivo no queremos caer en errores u omisiones y habrá que esperar el resultado del respetable el domingo seis.

Solo hay un caso que nos parece muy creíble y queremos exponer aquí, el de Reynosa, considerada la “segunda capital” de Tamaulipas por vivir los principales funcionarios del Gobierno del Estado, comenzando con los titulares de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

Ahí se libró –se vive todavía- la guerra sucia más intensa de todas las elecciones. El candidato de Morena a la presidencia, Carlos Peña Ortiz, está a punto de ser aprehendido para “tumbarlo” de la contienda, pero la intención del voto a su favor sigue muy arriba.

Es un caso sui géneris que deberá ser analizado por los expertos una vez que pasen las elecciones. No todos los días hay una experiencia de ese tipo.

Massive Caller, la encuestadora que ha dado la batalla  en este proceso a nivel México, publicó el último sondeo cumplimentado el 30 de mayo, en que le otorga a “Makito” Peña Ortiz, del establo de Morena, una puntuación de 38.6 por ciento, arriba de su más cercano competidor “Chuma” Moreno Ibarra, con el 22.5.

El equipos de trabajo del partido oficial realizó el trabajo más sucio de que se tenga memoria, hasta la compra de principios como el caso del diputado Rigoberto Ramos Ordóñez, que de recalcitrante partidario se convirtió en el crítico más severo de la 4T, y de la noche a la mañana es adorador panista.

Converso igual el legislador local Ulises Martínez Trejo, ahora en la punta de la campaña de Moreno Ibarra.

Hay un dato interesante que nos aporta Massive. Dice que las campañas en esa fronteriza arrancaron en abril con un 31.4 de intención a favor del guinda, y 27.6 para el azul.

Una semana después, el 25 del mismo mes, Makito se hallaba en 34.4 y Chuma descendió peligrosamente a 25.6 puntos.

En el curso de las campañas, el moreno creció 7.2 puntos y el azul descendió 5.1 para colocarse a una distancia de 16.1 por ciento, es decir casi dos a uno.

Vale la pena el análisis. Tomaremos el caso como referencia para los aciertos y desaciertos de los sondeos de opinión, tratar de evaluar qué tanto se equivocan en sus vaticinios pero, sobre todo, si pierde el PAN, encontrar  cuales fueron los motivos para que la ciudadanía le diera la espalda al Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, que se supone es hijo de esa región.

No solo a él, decíamos. Todo el gobierno es de Reynosa, lo mismo secretarios, directores generales y proveedores ¿acaso pro el descrédito por el asunto que ya todos sabemos?.

¿Qué hicieron o qué no hicieron por su tierra? Algunos no son tamaulipecos pero tienen años de vivir ahí y en los Estados Unidos, hicieron arraigo en ambos lados de la frontera. Tienen sus derechos  a salvo y hasta podrían ser candidatos en el lado “gringo” ¿o acaso será por eso?.

Materia no solo para los periodistas sino sociólogos y psicólogos sociales. De ahí son la inmensa mayoría de los colaboradores del Gobernador.  En la lógica es el último bastión que podrían perder en las urnas.

En abril, Demoscopia Digital difundió un sondeo previo a las campañas, en que conceden a Peña Ortiz el 40.3 de las preferencias y a Jesús María el 22.2.

Otras encuestas confirman que el hijo de la presidenta Maki Ortiz va arriba ¿será el reflejo en las urnas? Estaremos muy pendientes.

Y la Sala Monterrey del TRIFE “tumbó” definitivamente Habiel Medina Flores como candidato del Partido del Trabajo a la presidencia de Soto la Marina. Confirmó resoluciones del IETAM y TRIELTAM. La razón es muy sencilla: Porque está en la cárcel.

Su hijo Antonio, quien lo sustituye, se dirige al triunfo, llevando como suplente a su hermano Habiel.

Otro caso que tendrá que resolverse antes de las elecciones es el de Lázaro Jacobo Segura, alias “Cielo Alejandra”, también del PT pero a diputado por el distrito 16 con cabecera en Xicoténcatl.

El tribunal local la echó abajo por resultar “machito” y no hembra según los magistrados que pidieron la sustitución, aunque él se considera mujer. Quedó de candidata su hermana Silvia Yacaranday Segura Moreno, quien no hace campaña.

Por el rumbo del PRI, el jerarca estatal Edgardo Melhem Salinas ahora sí habló fuerte. Dijo que el Gobierno del Estado ha ofrecido chambas y dinero a candidatos de varios partidos, entre ellos de su partido y Morena, con tal de que se sumen a los abanderados panistas.

Se nos hace que está en riesgo la alianza PAN-PRI-PRD por la gubernatura en el 2022, a menos que se de la renovación del CDE en cuanto pase la elección. Para entonces Melhem será diputado local.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
error: Contenido exclusivo de Contacto!!
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking