Editorial

Opinión pública

Llegó la hora del desafuero

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El fin de semana, con Río Bravo, la prestigiada encuestadora “Hora Cero” cerró un corte de intención del voto en varios municipios, que confirma el abanico de posibilidades de cada fuerza política.

El PAN no las tiene todas consigo. Ni carro completo ni “zapato” en las ciudades “grandes”, las que más le preocupan.

Aparte del desgaste natural de un gobierno estatal azul, se suma que no han procurado una administración eficiente.

Los panistas llegaron en 2016 con la mejor esperanza de cambiar la nomenklatura pero, en lugar de hacer una purga que desalojara vicios arcaicos y liderazgos jurásicos, los incorporaron a ellos en una simbiosis de pragmatismo nunca visto.

Tomaron el poder con un proyecto de perdurar varios sexenios. Se los prometía el haber obtenido el 50 por ciento de los sufragios emitidos. Habían tumbado la hegemonía de esa dictadura perfecta que perduró más de 80 años sin “desafinar”.

Sin embargo, en menos de cinco años acabaron con la esperanza de la mayor parte de esos 721 mil ciudadanos, que en el 16´ votaron por el cambio prometido.

Se suman otros factores como el proceso de desafuero del Gobernador y que postularon ciertos candidatos –no todos que conste- de dudosa moral, por ejemplo un tal Miguel Angel Almaraz, en la ex hacienda La Sauteña ríobravense.

Estuvo preso por varios años acusado de “huachicoleo” y, si salió absuelto, para la opinión pública no es una persona limpia.

Según la empresa con raíces en Reynosa, si hoy fueran las elecciones en Río Bravo ganaría Morena con una diferencia de 12 puntos sobre los azules, para hacer alcalde a Héctor Joel Villegas González, alias El Calabazo.

Es un municipio desgobernado por Acción Nacional a través de un ave que jala tempestades llamado Carlos Ulivarri López, el responsable de la caída de clientela.

Otro resultado de la empresa HC dice que en Madero ganará Adrián Oseguera la reelección, con diferencia 62.5 a 19.4 por ciento, en tanto que en Victoria Eduardo Gattas se encuentra diez puntos arriba de su competencia azul.

Por primera vez Valle Hermoso sería para Morena. Perdería Alberto Enrique Alanís con marcador de 44.3 a 38.6 puntos porcentuales, a manos de Lucero González Mendoza.

Tampico es para el PAN, lo mismo que El Mante, pero en Matamoros Mario López tiene asegurado el triunfo tres a uno frente al priísta Pedro Luis Coronado, en tanto que la panista Ivett Bermea Vázquez es desplazada hasta el tercer lugar.

Luego continuamos para decir que, la semana que empieza será intensa, de muchas emociones inéditas para la clase política tamaulipeca: Se sabrá si  La Cámara de Diputados obsequia el desafuero al Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, para ponerlo a disposición de la FGR acusado de varios delitos graves.

El plazo de la Comisión Instructora para elaborar un dictamen y turnarlo al pleno comenzó a correr a partir del 28 de marzo, término que finaliza esta semana, sin que sea crítico o de vida o muerte. El presidente de la misma, Pablo Gómez Alvarez, podría conceder horas de gracia.

No hay información oficial de la Cámara, pero la directiva convocó al pleno para el miércoles 28 a las once de la mañana.

Si antes el diputado Gómez remite dictamen firmado también por los demás integrantes, podrá ser llevado a votación en el pleno ordinario, sea cual sea el sentido de la opinión, si ha lugar o no.

Como dato, agregar que son dominios mayoritarios de los morenos, tanto la Comisión como el pleno.

Para declarar que “ha lugar” al retiro de inmunidad procesal, se necesita la mitad más uno de los votos del pleno, es decir, 251. No es mayoría calificada.

¿Qué sigue si se da el desafuero? El retiro inmediato del Gobernador –“separarlo de su empleo”, dice la Ley-, para ponerlo a disposición de los tribunales competentes.

La Cámara federal  informará a sus homólogos locales para que, según la Constitución de Tamaulipas, designe un interino para que termine el sexenio.

¿Qué puede hacer Cabeza de Vaca en su defensa? Sus abogados ya deben tener demandas de inconstitucionalidad y amparos (Suprema Corte), para tratar de obligar que sea el Congreso de Tamaulipas el que lo enjuicie en un “segundo desafuero”.

Una posibilidad más es que recurra a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, alegando ser víctima de persecución del Gobierno Mexicano, lo cual le daría tiempo para su defensa. Una resolución llevaría meses. Para entonces las elecciones habrán trascurrido y estará en puerta la sucesión del 2022.

Ganar tiempo y terminar su mandado debe ser una de las prioridades de Francisco Javier, para no quedar en la historia con ese estigma, un señalamiento no solo personal sino para las nuevas generaciones de su familia, tal y como sucedió con Hugo Pedro González Lugo, sujeto a la desaparición de poderes en 1947.

¿Actos de resistencia? No creemos que mas allá de los ordinarios. En caso de desacatos y disturbios, el gobierno de la 4T tiene la instancia de la desaparición de poderes.

El juicio desafuero es una realidad que la clase política de todos los partidos, y medios de comunicación, no puedemos soslayar.

Show More

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also
Close
Back to top button
error: Contenido exclusivo de Contacto!!