Editorial

Opinión pública

Forasteros el mejor y el peor alcaldes

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas. – Poco a poco va saliendo la mugre que dejó en el ayuntamiento el galeno Xico González Uresti. Para este miércoles, en sesión de cabildo, se esperan más cambios de funcionarios de primer nivel.

En apariencia, por decisión de los dioses mayores, no habrá castigo para quienes arruinaron al municipio y, al contrario, se le entregó un premio al cabecilla de los pilluelos, una subsecretaría en el gobierno estatal.

La capital queda con un antecedente histórico para el devenir  de los tiempos: El mejor y el peor alcalde han sido forasteros. Llegaron a la región en busca de fortuna.

El primero es Don Jesús Ramírez Macías, originario de Aguascalientes. Es el único que en los últimos cien años ha ocupado dos veces la presidencia (sin reelección) en dos periodos alternativos. Le tocó “estrenar” el edificio del 17 Hidalgo como sede de la alcaldía en 1951. Por más de medio siglo fue el despacho el Gobernador del Estado.

Del segundo no necesitamos dar muchas referencias. El respetable público sufre las consecuencias de la mala administración del oriundo de Torreón.

Antes que él, la historia política registra a Arturo Díez Gutiérrez como el “chivo en cristalería” que desgobernó la antigua Villa de Aguayo.

Disputó la deshonrosa posición al Muchacho Alegre que institucionalizó los saqueos o través de facturas falsas, clonadas y empresas fantasmas.

Pero el ciclo no está cerrado. Hay una controversia constitucional, un amparo y dos juicios de protección de derechos que impugnan la salida del adorador del Dios Baco y la llegada de la presidenta sustituta. Las resoluciones pueden tardar, pero llegarán.

Son pocas para el tamaño del saqueo presupuestal. Pero lo peor es la impunidad a través del manto protector tejido en tornado los saqueadores.

Dichas resoluciones no pasarán –en lo extremo- de regresar unos días a Xico en tanto se repone el proceso.

La primera impugnación fue del segundo síndico, Luis Torre Aliyán, quien embestido con esa representación acudió a la Suprema Corte para promover controversia constitucional en contra de los acuerdos del cabildo y el Congreso del Estado.

En sus motivaciones dice que se vulneró la autonomía municipal “en un burdo y deseado  procedimiento”. Tendría que haber tomado el mando el suplente Miguel Mansur Pedraza para dar curso a la legalidad.

Un segundo recurso, este por la vía de juicio de derechos ciudadanos, es de Eduardo Gattas Báez, militante de Morena y ex candidato a la presidencia en el 2018. Contendió contra la planilla de González Uresti.

En el expediente RDC-18/2020, que sigue su curso en el Tribunal Electoral del Estado, Gattas pide revertir la designación de Pilar Gómez Leal y que se le entregue a él el nombramiento por contar con más méritos. Alcanzó alrededor de 24 mil sufragios en la contienda.

Hay un dato que aporta a los diputados que emitieron los decretos: Que si Gómez Leal nació en Mc Allen, Condado de Hidalgo, en los Estados Unidos, y si bien no es impedimento para ser presidenta de los victorenses, sí debieron requerirle una “carta de validación” de la secretaría de Relaciones Exteriores.

Una tercera inconformidad por el procedimiento viene de la abogada Odilia Aguilar Almazán (y otros), según el expediente que también está en el TRIELTAM, recibido el 27 de octubre.

Solicitó controversia en la Sala Regional del TRIFE en Monterrey, pero de allá turnaron el expediente al Tribunal local, lo reencausaron. Es en contra de la sesión del Congreso del dos de octubre en que nombraron a la presidenta sustituta.

El último es por la vía de amparo y lo promueve Julio César Martínez Infante, del PRD, expediente 1355/2020 en el juzgado Décimo Primero de Distrito en esta capital.

Señala que la licencia “por tiempo indefinido” al oriundo de Coahuila,  no existe en el Código Municipal de Tamaulipas, y que Cecilia del Alto López, para ir en la terna que mandó el cabildo, debió haber renunciado a la Secretaría de Obras Públicas 90 días antes de su inclusión como aspirante.

Otro punto es que la ahora Presidenta no es mexicana.

Nació el 10 de agosto de 1970 en Mc Allen, donde las registraron ante las autoridades “gringas” en cuanto vino al mundo, y en Reynosa lo hizo su padre dos años después, el dos de junio de 1972.

En los cuatro recursos hay una similitud: Se pide dar vista a la Fiscalía de Delitos Electorales y Fiscalía General de la República por si hay algún delito qué perseguir, en especial en la aplicación del artículo 12 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, por el cual el ex recibiría inhabilitación por seis años para ejercer como funcionario.

Si progresa este punto, adiós a la Subsecretaría de Salud.

Otra coincidencia es respecto a la igualdad de género. Si Xico es hombre, la chambita debió entregarse a uno del mismo género.

La pregunta es  ¿quién ganará qué de los cuatro recursos? Reponer y sanear el procedimiento llevaría un par de días sin necesidad de que la presidenta tenga que regresar  a su escaño del Congreso, a menos que los Ministros de la Corte digan otra cosa.

Este martes fue la convención nacional de la organización Sí por México. Asistieron tamaulipecos de los partidos que harán coalición, Pan, Pri y Mc, de lo cual luego ampliaremos.

Show More

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Close
Back to top button
error: Contenido exclusivo de Contacto!!
Close