Editorial

Opinión pública

Crea fama y échate a dormir

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Vaya borlote que han armado los opositores al PAN, con eso de la reducción del número de magistrados del Tribunal Electoral del Estado. Hay protestas y amenazan con promover controversia constitucional.

Esperan  un golpe pero no hallan para donde cabecear. Saben que todo se puede esperar del partido mayoritario, y con sobrada razón en este tema de la justica electoral, sabiendo que está en marcha el proceso que llegará a los comicios el seis de junio del 2021.

Sin embargo los opositores no perciben “por donde” llegarán los efectos del decreto aprobado la semana anterior. El PAN-gobierno por su parte no ha sabido explicar bien el asunto, si es que están obrando de buena fe.

“Crea fama y échate a dormir”, dice el refranero.

Se acomoda también la frase de “no hagas cosas buenas que parezcan malas” por aquello de que la ciudadanía cree a pie juntillas que habrá una maniobra, cuando parece que los legisladores azules están procediendo de buena manera.

“Piensa mal y le atinas”, dice otra frase popular.

No defendemos a los autores de la iniciativa y decreto porque no lo necesitan, pero da la impresión que ahora sí son sinceros, a menos que el “tiro” sea a largo plazo, para los comicios del 2022, lo cual no se descarta.

Con fecha 22 de octubre subieron la iniciativa de reformas a la Constitución local para reducir de cinco a tres los magistrados.

Un día después el Senado de la República tomó el acuerdo de convocar a los abogados –requisito indispensable-  a participar en la designación de los magistrados que ocupen los espacios de María Concepción Reyes Reyes y Edy Izaguirre Treviño, cuyo periodo vence este tres de noviembre (como quiera se van).

El 26 del mismo mes el pleno del Congreso de Tamaulipas lo aprobó por mayoría, con la oposición de nueve votos de Morena y la abstención –raro- de Movimiento Ciudadano.

Aunque en un principio el Senado había tomado el acuerdo de suspender la convocatoria –ante el decreto estatal-, al final decidieron que debe continuar. Los interesados tienen hasta el seis de noviembre para mandar sus papeles vía Internet.

El decreto dice que entrará en vigor “al día siguiente del que termine el proceso electoral 2020-2021”, es decir, ahí por el 28 o 29 de septiembre venidero, cuando los tribunales federales emitan la última resolución de los asuntos de Tamaulipas.

No hay un ahorro inmediato para las finanzas del estado.

El Senado seguirá con la selección de los magistrados, mismos que tendrán ejercicio hasta que entre en vigor el decreto, dice el dictamen estatal.

Los nuevos pueden ser  nombrados después del 20 de noviembre. La convocatoria señala  esa fecha para que la Comisión de Justicia concluya las comparecencias de aspirantes, elabore un análisis y haga la propuesta al pleno.

En el “paquete” –junto  Tamaulipas- van Aguascalientes, Baja California y Zacatecas. Cuatro pájaros de una pedrada .

El hecho es que, en recursos de los asuntos del siguiente proceso electoral, ya no estarán los magistrados Izaguirre y Reyes (se van al concluir los cinco años para los que fueron contratados) pero los senadores pueden mandar gente suya, afín a la 4T para hacerla de contrapeso en las votaciones.

Y eso, definitivamente no es lo que desea el Gobierno del Estado en estos momentos.

Le dimos una “checadita” y parece haber sinceridad en la iniciativa, considerando además que en 21 entidades hermanas los órganos colegiados se integran por tres personas y en el resto por cinco.

Así que, si usted es abogado, tiene “buena fama pública” y busca chamba, no le caerían mal alrededor de 130 mil chuchos mensuales de diciembre del presente a septiembre del 2021.

Esa “buena fama” es que no haya sido condenado a pena de prisión por más de un año, con excepción de robo, fraude, falsificación, abuso de confianza y otros parecidos, porque la descalificación será inmediata.

No es mucho ahorro con dos plazas, pero algo es algo, si es que hay sinceridad.

Pudiera pensarse que la maniobra se dará en la elección del 2021-22 por la gubernatura, con lo cual habría que resaltar la jugada maestra de tres bandas, de los autores.

Sin embargo por esas fechas seguirá en ejercicio Marcia Laura Garza Robles, la única que no debe la camba a los vientos del cambio. La quitaron de presidenta pero la mantuvieron en la nómina. Dejará la silla en noviembre del 2022 (después de la judicialización de las elecciones).

Edgar Danés Rojas y Blanca Hernández Rojas fueron instituidos en noviembre del 2018. Terminan hasta el 2025 (si otra cosa no sucede).

Izaguirre Treviño y Reyes Reyes llegaron a la nómina en los tiempos de Egidio Torre Cantú, por cinco años. Marcia Robles en la misma fecha pero por siete.

Conclusión: Si hay maniobra será a largo plazo. Para el 2021 el Senado obradorista podría mandar a magistrados afines, aunque sea por diez meses.

Luego entonces la austeridad de la que habla el decreto, y los ahorros que dice serán enviados a la secretaría de Salud para el combate al coronavirus, comenzarán a fluir hasta la primera quincena de octubre del 2021.

Si alguna controversia constitucional no la obstruye, la calificación de los juicios en que Ismael jugará la gubernatura estará  a cargo de los magistrados Danés, Robles y la presidenta Hernández.

Show More

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Close
Back to top button
error: Contenido exclusivo de Contacto!!
Close