EditorialMartha Alvarado

LIBRE EXPRESIÓN

por Martha Isabel Alvarado.

        Seguridad: teoría y práctica                 

.-Rosa Icela, en el país de las maravillas

.-Casi 100 mil homicidios, suma la “4-T”

.-¿Entrará “al quite”, Jefe de la SEGOB?

.-Memorias de un polémico fiscal federal

En los 33 meses que han transcurrido del gobierno de la ‘Cuarta Transformación’ encabezado por ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, se han registrado un total de 97 mil 398 homicidios dolosos. Una cifra sin precedente en nuestro país.

A la mano tenemos un dato concerniente al anterior sexenio a cargo del Priista ENRIQUE PEÑA NIETO, que en sus primeros 32 meses de ejercicio contabilizó 52 mil 410 homicidios dolosos. Nótese que AMLO casi lo ‘dobletea’.

Lo peor es que la Secretaria de Seguridad Pública de la “4-T”, ROSA ICELA RODÍGUEZ VELÁZQUEZ, egresada de la universidad de periodismo “Carlos Septién”, que asumió el cargo el 30 de octubre de 2020, parece vivir en otro mundo. Para ella, todo está bien.

En su reciente comparecencia ante la Cámara de Senadores, misma que tuvo lugar este martes, Rodríguez Velázquez habló y habló, pero más que todo lo hizo en términos teóricos. Dijo, por ejemplo:

“Hoy, el presidente se ocupa de la construcción de la paz a diario, desde la madrugada, través del Gabinete de Seguridad, el cual tengo la responsabilidad de coordinar, con la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina Armada de México, la Secretaría de Gobernación, la Consejería Jurídica, y, por supuesto, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana”.

“Son reuniones ejecutivas, estratégicas, donde se analizan los avances y pendientes en la pacificación del país y se exigen resultados. Ahora, la coordinación interinstitucional a nivel federal, se replica en 32 mesas estatales y 266 mesas regionales de construcción de paz y seguridad”, apuntó Rodríguez Velázquez.

Y en ese fenómeno tan socorrido que se da en el actual gobierno federal, de creer que con sus ‘acciones’ están inventando todo en el país, doña Rosa Icela presumió: “Estas reuniones de trabajo no existían. En muchos de los casos no había comunicación y menos colaboración entre las autoridades”.

Ante este orden de cosas, veremos si el nuevo Secretario de Gobernación, paisano y amiguísimo de AMLO (incluso se comenta que son primos hermanos), le enmienda la plana a Rosa Icela Rodríguez, que nomás no da una.

Hablando de temas de Seguridad, comentaremos, que esta semana salió a la venta el libro “El Fiscal de Hierro. Memorias”, de editorial “Planeta”, cuyo autor es el abogado JAVIER COELLO TREJO, personaje de larga trayectoria en el ámbito del Derecho y la función pública, colaborador de los presidentes CARLOS SALINAS DE GORTARI y JOSÉ LÓPEZ PORTILLO.

A Coello Trejo se le atribuye haber encarcelado a mil 200 funcionarios en su papel de fiscal anticorrupción, y a verdaderas ‘celebridades’ como el ex líder sindical JOAQUÍN HERNÁNDEZ GALICIA “La Quina”, y el capo MIGUEL ÁNGEL FÉLIX GALLARDO.

En sus Memorias, Coello Trejo incluye a algunos tamaulipecos, como el extinto don ENRIQUE CÁRDENAS GONZÁLEZ, en relación a la investigación de un contrabando detectado en 1974 en la aduana de Nuevo Laredo, misma que le fue encomendada.

“Las piezas que pasaban de contrabando a México tenían un costo muy elevado; mandaban piezas para motor con un valor de mercado de 500 dólares, cada una, pero entraban a nuestro país como piezas para sellar con un valor de 2 centavos. Los contrabandistas obtenían una ganancia de 499 dólares y 98 centavos”, relata en la página 24.

Refiere Coello Trejo que estaba a punto de concluir dicha investigación con el arresto de 40 vistas aduanales, cuando el entonces candidato del PRI al gobierno estatal lo mandó llamar a través de un propio.

“Todavía me encontraba en Nuevo Laredo cuando tuve mi primera confrontación con Enrique Cárdenas González, que para entonces era candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas. El cabrón ya se sentía gobernador, así que quiso intervenir para ayudar a algunos de sus amigos involucrados en el problema”.

“Dígale al señor que la misma distancia hay de aquí para allá que de allá para acá, que si quiere venga él a verme. No le quedó más que presentarse y como se me puso medio pendejo, altanero y grosero, disfruté mandándolo a chingar su madre”, asienta Coello Trejo en su libro, por cierto, escrito en un lenguaje muy ‘florido’.

Más adelante, en la página 36, Coello Trejo alude a GUILLERMO GONZÁLEZ CALDERONI, como integrante del equipo comandado por el policía de todas sus confianzas: FLORENTINO VENTURA, grupo al que describe de la siguiente manera: “Pura gente de muchos güevos comprometida con el servicio a la sociedad”. Pero reconoce:

“Habrá algunos que digan que fueron corruptos, autoritarios, feroces, y no lo puedo negar, pero con todo respeto a mis lectores, ¿cómo se combate al crimen y la delincuencia? Con güevos, con decisión, y no con abrazos ni sacerdotes, como dice el viejo dicho, “para cabrón, cabrón y medio”.

CONTRAFUEGO: Habrá que mandarles un tráiler de “Bachoco”.

Hasta la próxima.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking