DestacadosMatamoros

Exhiben impresionante operativo militar en traslado de Arellano Félix

Deporta EU por Matamoros a Eduardo alias “El Doctor” considerado de los principales capos de Tijuana

Por Claudia Velázquez

La tarde de este lunes, fue deportado por las autoridades migratorias de los Estados Unidos uno de los principales capos de Tijuana, Eduardo Arellano Félix alias “El Doctor” quien fue entregado a la Agencia Federal de Investigaciones y al Ejercito Mexicano en las inmediaciones del Puente Nuevo Internacional de la frontera de Matamoros.

Con un overol azul, una playera blanca y un chaleco anti balas que le fueron colocado por las autoridades federales de nuestro país, el capo de Tijuana camino desde las inmediaciones del Puente Nuevo Internacionales hasta las instalaciones del Instituto Nacional de Migración en Matamoros.

Ahí fue revisado medicamente y se le hizo un cuestionario, posteriormente fue subido a una unidad blindada del ejército mexicano para ser trasladado hacia el aeropuerto de Matamoros y en avión a la ciudad de México.

En este dispositivo de seguridad participo también la guardia nacional, la SEIDO, y la agencia federal de investigaciones quienes estuvieron a cargo de la seguridad de quien fuera uno de los narcotraficantes más buscados del área de Tijuana y alrededores.

Luego de estar en prisión por 12 años en los Estados Unidos, el capo mexicano salió en libertad debido a su colaboración con las autoridades de aquel país y fue entregado a las autoridades mexicanas para que cumpla condena por los delitos que aquí cometió.

De acuerdo a un comunicado de la FGR, a las 17:15 horas en el Puente Internacional la Fiscalía General de la República (FGR), y el Ejército Mexicano recibieron a Eduardo, para el cumplimiento de una orden de aprehensión en su contra, otorgada por un Juez Federal, por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y asociación delictuosa.

Este individuo fue detenido en 2008 en Tijuana, Baja California, para ser posteriormente extraditado a los Estados Unidos de América en 2012, por numerosas acusaciones de diversos delitos, respecto a lo cual las autoridades de ese país ofrecían una recompensa de cinco millones de dólares.

Fue condenado a 15 años de cárcel y, en razón de su cooperación con las autoridades de ese país, fue condenado sólo por dos de los siete cargos por los que fue acusado en su extradición.

Después de cumplir esa parte de condena en una prisión federal de baja seguridad en Allentown, Pensilvania, las autoridades migratorias de los Estados Unidos de América (Servicio de Control de Inmigración y Aduanas), lo pusieron a disposición de las autoridades mexicanas.

La Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), que gestionó y obtuvo la orden de aprehensión correspondiente, cumplimentó la misma y procederá a ponerlo a disposición del Juez en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1 “El Altiplano”, en el Estado de México.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking