Editorial

CONFIDENCIAL

Por ROGELIO RODRÍGUEZ MENDOZA.

Ring legislativo

Como se esperaba, la nueva bancada de Morena en el Congreso del Estado llegó con la espada desenvainada. Pintó su territorio. Casi, casi blandió en lo alto el hacha de guerra.

El viernes, durante la instalación formal de la 65 legislatura, el coordinador del grupo parlamentario y presidente de la Junta de Coordinación Política, Armando Zertuche Zuani, asestó el primer golpe mediático, con un discurso plagado de advertencias esbozadas entre líneas.

Aprovechó para ello la presencia de los titulares de los Poderes Ejecutivo y Judicial, Francisco García Cabeza de Vaca y Horacio Ortiz Renán, respectivamente.

“A partir de hoy, el Congreso del Estado será la casa del pueblo. Será lo que siempre debió ser: un poder político con dignidad, que sirva de contrapeso y dé orden para que los otros poderes ejerzan con cabalidad y responsabilidad sus tareas y funciones” sentenció.

Y aclaró que, los diputados solamente tienen compromiso con el pueblo, porque es quien les otorgó el poder. 

A nadie sorprendió el discurso de Zertuche. Sorpresa hubiera sido que no lo pronunciara en ese tono. Desde que se conoció que Morena sería la bancada mayoritaria, se previó que el transitar de la 65 legislatura sería tenso y conflictivo. 

Lo vimos el mismo viernes, en la sesión de instalación formal de la nueva asamblea parlamentaria. En el momento en que Zertuche concluyó su intervención, los 17 diputados de Morena, y sus invitados desde las galerías, comenzaron a corear, “es un honor, estar con Obrador”, y al instante vino la respuesta de los panistas, con el grito de, “gobernador, gobernador, gobernador”, al tiempo de que exhibían cartulinas con la leyenda “Va por Tamaulipas”. Fue el primer choque entre las dos bancadas mayoritarias.

Con todo ello, está claro que los diputados de Morena vienen decididos a hacerle la vida de cuadritos al gobierno panista. Pondrán lupa a todo lo que llegue al Congreso y escarbarán en todo aquello que fue aprobado.

Los morenistas traen también como encomienda prioritaria sacar adelante un puñado de iniciativas que el PAN mantuvo en la “congeladora”.

Están incluidas las de revocación de mandato, la de despenalización del aborto, la del matrimonio igualitario y media docena más.

Por supuesto que esperan con ansías que llegue el proyecto de presupuesto para el 2022. Se prevé un agarrón de pronóstico reservado. Los morenistas intentando imponer la austeridad republicana en el gasto del Gobierno, y los panistas defendiendo la propuesta que llegue desde la sede del Poder Ejecutivo.

En esas condiciones, el salón de plenos está por convertirse en un ring legislativo. Así, literal.

EL RESTO.

ENOJADO. – En su retirada de la sede del Poder Legislativo, tras concluir la instalación de la 65 legislatura, el pasado viernes, el semblante serio del gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, reflejaba enojo. No era para menos. El discurso del morenista, Armando Zertuche Zuani, sonó a advertencia o amenaza.

El mandatario se detuvo unos instantes ante los reporteros que lo esperaban. Sin que nadie le preguntara, destacó la importancia de que ninguna bancada tenga mayoría absoluta.

Dijo que eso da equilibrio y obliga a los diputados a trabajar de la mano para sacar adelante las iniciativas o reformas que beneficien a Tamaulipas.

No aceptó cuestionamientos y se retiró.

ASI ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking