Editorial

CONFIDENCIAL.

Por ROGELIO RODRÍGUEZ MENDOZA.

Nunca entendieron.

Ya casi se van y los actuales diputados locales nunca entendieron que los exhortos legislativos son dinero y tiempo perdido inútilmente porque no resuelven nada.

No hay datos “duros” de cuántos exhortos han sido presentados durante la actual legislatura que concluye el 30 de septiembre próximo, pero la cifra debe andar rebasando ¡150!

El tema es grave porque cada que el Pleno Legislativo recibe una iniciativa de punto de acuerdo hay que activar la maquinaria legislativa para analizarla , dictaminarla, y regresarla para que la asamblea parlamentaria la vote.

Todo eso, obviamente, tiene un costo económico que como le decía al inicio, es inútil, primero porque los destinatarios no les hacen caso y segundo porque muchos de los exhortos son ocurrencias.

Aquí, en éste espacio, hemos insistido sobre lo ocioso de esa práctica, que lo único que demuestra es desconocimiento del proceso legislativo y una necesidad intensa de protagonismo por parte de algunos diputados.

Alguien debería  explicarles el tema con manzanitas a los legisladores, sobre todo a los que tienen más arraigada la “exhortitis”.

Tan solo en la sesión ordinaria de ayer fueron presentadas dos iniciativas con punto de acuerdo. Una la presentó la priista Susana Hernández Flores, para exigirle a la Secretaría de Salud que resuelva el desabasto de medicamentos en la entidad, y otro lo llevó a tribuna el diputado del PANAL, Rogelio Arellano Banda, para demandarle al Gobierno federal y al Congreso de la Unión, que cancele la publicación de los sueldos de los maestros, para evitar que sean extorsionados.

Desde luego que se trata de problemas reales pero, ¿usted cree que les van a hacer caso?

Desde luego que hay asuntos para los que vale la pena un exhorto, pero no se puede estar recurriendo a esa figura por cualquier motivo y menos con la sola intención de presumir trabajo.

EL RESTO.

CONFIADO.- El diputado panista, Joaquín Hernández Correa, “La Quinita”, anda muy confiado en que no tendrá problemas para ganar la elección del dos de junio y mantenerse otros tres años en su curul.

Cuando los reporteros le preguntaron sobre la competencia en su distrito, el 20,  en el sur del estado, el hijo del fallecido ex líder petrolero del país, Joaquín Hernández Galicia, aseguro que, “yo no tengo la culpa de que la gente me quiera”.

Admitió que el respeto y cariño que los tamaulipecos siguen sintiendo por su padre, es un factor que le dará el triunfo en las urnas. ¿Será?

ASUME DIPUTADA.- Este martes rindió protesta ante el Pleno Legislativo, la diputada Martha Patricia Rubio Moncayo.

La reynosense era hasta ayer, directora general de Relaciones Públicas e Institucionales de la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado.

Suple a Juana Alicia Sánchez Jiménez, quien solicitó licencia para ir en busca de la reelección por el cuarto distrito electoral con cabecera en Reynosa.

Rubio Moncayo tiene una larga trayectoria en el ámbito periodístico, por lo que se podría decir que es la primera vez que el gremio tiene un representante en el Congreso local.

ASÍ ANDAN LAS COSAS.

roger_rogelio@hotmail.com

Show More

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also
Close
Back to top button
error: Contenido exclusivo de Contacto!!