Deportes

Así fue la primera lucha de Místico en la Arena México

Contacto/Agencias

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 26 (EL UNIVERSAL).- Después de diecisiete años del debut del personaje, y a una década de la lucha más reciente que el Místico original tuvo en la Arena México, este viernes reaparece sobre el cuadrilátero de la llamada catedral del pancracio, para reanudar la historia del esteta más famoso en la época reciente.

De cara a esta cita, vale recordar cómo fue aquella primera aparición del ‘Príncipe de Plata y Oro’, el 18 de junio del 2004, cuando trepó al ring en la segunda batalla del cartel, haciendo equipo con el Felino y Volador Jr. para enfrentar a Mephisto, Averno y Olímpico.

«No sabía qué hacer, las piernas me temblaban, la presión era muy fuerte. Fue una impresión muy grande», recordó hace poco el esteta, quien en su regreso a su casa luchística portó el equipo de Carístico, que le ayudó a sobrevivir en las carteleras.

«Empecé con luchas de regalo en la Arena Coliseo, como Astroboy, ahí empezó mi carrera en el Consejo Mundial de Lucha Libre. La gente piensa que inicié en una lucha estelar, pero nada de eso, yo ‘pique piedra’ muchos años. Ser programado en una primera lucha en la Coliseo no es nada sencillo, y después en la México otro tanto. Cuando lo había logrado, desaparece Astroboy, y el señor Francisco Alonso me propone cambiar de personaje, yo me espanté, no sabía qué iba a pasar, como Astroboy ya hasta había ido a Japón», compartió a través del canal oficial del CMLL.

La incertidumbre acerca del futuro de nuevo personaje era grande, “pero desde que me lo entregó el señor Alonso me dio una seguridad inmensa, aunque claro que no imaginé que llegara a ser un fenómeno de la lucha libre. Me sentía renovado, pero en mi cabeza pensaba que tenía que seguir siendo el mismo luchador, solo que la emoción de la transformación del personaje fue impresionante».

Entró enmascarado a la arena, «no sabía qué hacer», acepta. «Fue un doble golpe como luchador, vestirme para convencer a mi jefe, y luego, hacerlo con el monstruo de mil cabezas de la Arena México, y sobretodo compartir el enlonado con estetas que ya llevaban un camino recorrido.

«Era la primera vez que luchaba contra esos grandes luchadores, y el Olímpico (ahora réferi) fue su primer enemigo, y su primer verdugo, al doblegarlo en la primera caída».

En la segunda aparecieron los primeros destellos del luchador que a la postre se convirtió en estrella, se lanzó por encima de la tercera cuerda para caer sobre Mephisto y para rematar, sorprendió con un paquete al Olímpico para darle la victoria a su bando, ante una Arena México pletórica que le regaló su primera ovación.

EL CAMINO AL ESTRELLATO

Cuatro meses después de su estreno, aliado a Volador Jr., ganó sus primeros trofeos: las cabelleras de Ébola y Antrax, en la Arena Coliseo de Guadalajara. En 2006, la máscara de Black Warrior en la Arena México, lo llevó a otro nivel como luchador.

Las incógnitas del Hijo del Diablo, el Sepulturero, Skayde y el Oriental, en arenas independientes, engrosaron su palmarés, antes de partir a su aventura en la lucha libre de Estados Unidos.

Ahora, con la salida de la empresa del luchador que usó esa máscara en una segunda versión, el regreso del Místico original está por cumplirse. El Último Guerrero, Atlantis Jr. y el Gran Guerrero, serán sus rivales en unos relevos increíbles, haciendo tercia con el Hechicero y el Valiente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
//ActiveCampaign Tracking