DestacadosMatamoros

Recorre ONU centros de migrantes en la frontera

Son integrantes de la comisión llamada ACNUR

ERNESTO H. SALGADO

Integrantes de una misión humanitaria de ACNUR, la agencia de la Organización de las Naciones Unidas para protección internacional a los refugiados concluyó ayer en Matamoros un recorrido de supervisión sobre los centros de atención a migrantes en la franja fronteriza entre Estados Unidos y México.

Fueron entrevistados en el Puente Internacional por donde llegaron a México procedentes de Brownsville, donde visitaron los centros de detención  de migrantes y refugiados, constataron las condiciones en que viven cientos de refugiados, procedentes principalmente de Centro América.

Dijeron que ellos no están autorizados a dar declaraciones ni buscar protagonismos personales, por lo que se abstuvieron de proporcionar sus nombres, pero informaron que: La responsabilidad más importante del ACNUR es la «protección internacional», entendida como asegurar el respeto a los derechos humanos básicos de los refugiados, incluyendo su asilo y asegurando que ningún refugiado será regresado de forma involuntaria a su país si existe una razón para que crea que puede correr algún peligro.

Indicaron que el ACNUR también ha ampliado sus operaciones de emergencia coordinando el suministro de alojamiento, alimentos, agua, saneamiento y atención médica. Así mismo ha elaborado proyectos específicos para satisfacer las necesidades primordiales de niños, mujeres y ancianos, quienes además de ser los grupos más vulnerables, constituyen más del 80 por ciento de cualquier población de refugiados.

Su labor se enfoca a tratar de encontrar soluciones duraderas a los problemas de los refugiados y proporcionarles asistencia material. También ayuda a repatriar de forma voluntaria a los refugiados, reintegrar a las personas a sus lugares de origen, integrarlos a los lugares donde se asilaron u otros estados, apoyar programas de asistencia, de desarrollo y de generación de empleo en los países que reciben a las personas repatriadas para evitar que posteriormente tuvieran que volver a huir de estos.

Comentaron que su periplo lo iniciaron en los puestos fronterizos de Tijuana en el lado mexicano y Rosarito en Estados Unidos.

Las condiciones de los centros de detención de refugiados a lo largo de la frontera son similares, la atención y necesidades son las mismas y solo varía el número de internados.

Todos los centros sufren de hacinamiento por el gran número de  migrantes que son detenidos.

Terminaron diciendo que ellos rendirán su informe a la ONU y será éste organismo el que dé a conocer los resultados de sus observaciones.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar