EditorialErnesto Salgado

PLAZA

 POR ERNESTO H. SALGADO

NI FIFÍS NI CHAIROS SOLO MEXICANOS.

Sostienen varios candidatos del PAN , Movimiento Ciudadano y otros institutos que no hay FIFÍS ni CHAIROS, solo mexicanos y estoy de acuerdo con ellos, solo que me remiten a la anécdota que contaba un alumno de una escuela americana en los tiempos de la integración racial. El autobús escolar, todas las mañanas era mudo testigo de las reyertas y pleitos entre niños negros y niños blancos. Hasta que un día el chofer no aguantó más y detuvo la unidad. Hizo descender a todos los ocupantes y le recetó la letanía de: aquí en este autobús ya no hay niños negros ni niños blancos. TODOS SOMOS AZULES.

Así que los azul marino pasen y ocupen el fondo del autobús; los azul cielo van al frente.

Por analogía nos encontramos, ahora, escuchando a esos candidatos: “ Ni fifís ni chairos, todos somos mexicanos”.

Los mexicanos chairos pasen al fondo del autobús, los mexicanos fifís pueden ocupar los tres lugares de adelante.

La polaridad nacional explotada por el actual Presidente de la República convirtió en un perverso juego maniqueo la vida social, antes tranquila y apacible, Hasta hubo películas que fueron muy aplaudidas como esa de “Los ricos también lloran” o la explotación del tema pobres pero honrados con “Pepe el Toro” a la cabeza. El mundo, al menos en México vivió armonizado. Siempre hubo pobres y siempre habrá ricos y eso era aceptado.

En los países en donde se ha tratado de implantar algún novedoso sistema para hacer igualitaria a la sociedad terminan siendo todos muy pobres y el estado muy rico. Lo pobres solo cambiaron de patrón.

Pero me salí del tema, en Matamoros, lo hemos comentando antes, la contienda electoral estará polarizada entre candidatos fifís y candidatos chairos. Esto último no quiere decir que sean los candidatos de MORENA, los chairos, ni que los abanderados del PAN sean forzosamente fifís. Es cuestión de actitud y origen.

Lo que si es cierto es que polarizada como  se encuentra hoy la sociedad matamorense, la contienda se da más  allá de los colores partidistas y la simpatía personal de los candidatos. Por sobre eso se encuentra lo que representan.

El justo medio se encuentra quiéranlo o no en al Partido Revolucionario Institucional que en su camino supo encontrar el camino a la mitad, ni la derecha extrema ni la izquierda recalcitrante. Una medianía en donde el tema prioritario era y es la justicia social, sin desatender los otros sectores de la sociedad.

Y el caminar por ese  sendero, dio resultado, hubo crecimiento, en todos los sentidos, falto mucho por hacer, si, porque una población en continuo crecimiento es demandante permanente de satisfactores. Mucho nunca será suficiente.

Hoy no solo está en juego renovar el Congreso de la Entidad, esto implica  una elección para aprobar o desaprobar el gobierno estatal de Cabeza de  Vaca.

Los Morenos quieren su cabeza para ofrecerla al Dios Tlatoani que gobierna en Palacio Nacional y por esa razón le van a echar todas la carne al asador.

Por el mismo motivo los panistas tendrán que jugarse el todo por el todo, no pueden dejarse perder.

Pero los que tienen que sacar la casta y mantener la corona son los priistas. Hoy en Matamoros los tres distritos pertenecen al feudo del PRI, desgraciadamente los actuales diputados, no han sabido responder a su compromiso partidista y se quedaron en el tiempo en que todo se otorgaba por obra y gracia del mandante mayor. Hoy tienen que ganar y su falta de trabajo dificulta la tarea de quienes hoy buscan refrendar la victoria tricolor.

Pero aterrizando le cuento que ayer acompañe, respondiendo a su invitación,  a Héctor Escobar, candidato del PAN para la diputación local por el distrito X en Matamoros, recorrió las calles de la Colonia Voluntad y Trabajo, un sector popular  y en cientos de casas  sus habitantes le pidieron colocará propaganda de su campaña.

Calles adelante, en la misma colonia su compañero de fórmula Daniel Sampayo hacía lo mismo, están sudando la camiseta y a golpe de calcetín recorriendo las calles, visitando y escuchando a la gente. Ese es el nuevo estilo de hacer campaña.

De otros aspirantes a ocupar un escaño en el Congreso hay poco que decir, los que le saben a esto como Lupito Reyes y Héctor Silva del PRI andan en la misma, saludando, visitando casas en las colonias a las que llevan acudiendo años, y hoy solo acuden a confirmar el compromiso.

Sabemos que hay más candidatos, tanto del PAN como de Movimiento Ciudadano, de MORENA, del Partido del Trabajo, pero como que les da pena y no asoman la cabeza ni levantan la mano, siquiera para saber que ahí están.

Por hoy es todo, y hay que prepararnos para estos próximos días de aparente descanso.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar