Aliber LopezEditorial

OPTICA POLITICA

Por Aliber Lopez

“Ajedrez para Adultos Mayores, más sobre el juego-ciencia”

“Niños, jóvenes, adultos mayores y con síndrome de Dawn, aprenden ajedrez”

Enseñar el juego de ajedrez a los adultos mayores, contiene múltiples beneficios, ya que se ha comprobado a través de diversas investigaciones que el juego-ciencia como aplicación terapéutica, además de favorecer la socialización, favorece la capacidad motora, ayuda a mejorar el estado de ánimo, y mantiene viva la actividad intelectual y la memoria. También existen estudios que han demostrado la eficiencia de practicar este juego para la prevención o atraso del Alzheimer. Para este tema sugerimos: desarrollar con el ajedrez un conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes y valores enfocados en mejorar su calidad de vida.

Si por esto del coronavirus están ustedes en casa con los adultos mayores e incluso con niños,  tenemos algunas propuestas didácticas para aprender a jugar el ajedrez, que pudieran servir para ambos grupos. Podría empezarse por hacer un poco de Historia del surgimiento del ajedrez apoyándose en el internet. Google todo lo sabe. Quizás encontrarían ahí historias interesantes como la del Rey  Sheram, quien no lograba reintegrarse a la tranquilidad de su existencia desde la pérdida de su hijo en una guerra.  Se presume que  por esos tiempos llega a su reino el creador  del juego, quien le enseña las reglas del ajedrez. Él  se llamaba Susa Ben  Dahir o Sisa; se presume que el ajedrez se originó en la India por allá en el siglo VI con el nombre de chaturanga.

Se cuenta que el Rey que quedó muy agradecido con el juego que Sisa le enseñó, le dijo: pídeme lo que quieras y mi reino te lo entregará. El inventor del chaturanga (ajedrez) dijo: Solo pido un grano de trigo por el primero de los escaques del tablero, dos granos por el segundo, 4 por el tercero, 8 por el cuarto escaque, y así sucesivamente hasta los 64 escaques, El Rey lo interrumpió y le dijo: “Recibirás el trigo correspondiente a las 64 casillas del tablero de acuerdo con tu deseo: por cada casilla doble cantidad que por la precedente. Pero has de saber que tu petición es indigna de mi generosidad. Al pedirme tan mísera recompensa, menosprecias, irreverente, mi benevolencia. En verdad que, como sabio que eres, deberías haber dado mayor prueba de respeto ante la bondad de tu soberano. Retírate. Mis servidores te sacarán un saco con el trigo que solicitas”.

Claro que sus matemáticos y servidores del Rey, no pudieron cumplir su mandato, pues ni con todo el trigo del mundo podrían cumplir con 18, trillones 446,744 billones,73 mil 709 millones, 551 mil 615, (Dieciocho trillones cuatrocientos cuarenta y seis mil setecientos cuarenta y cuatro billones setenta y tres mil setecientos nueve millones quinientos cincuenta y un mil seiscientos quince), granos de trigo, que según el cálculo de algunos matemáticos, se requeriría de cosechar trigo durante mil años para completar tal cantidad. Pero fue a partir del siglo XV que el ajedrez se empezó a popularizar cuando llegó a Europa. Desde ese entonces hasta 1880 el ajedrez fue evolucionando hasta tener las características actuales.

Para que los adultos mayores,  aprendan a jugar ajedrez, después de interesarlos en el juego,  debería enseñárseles el movimiento de las piezas. Bueno primero se tendrían que conocer los nombres de las mismas, que se mueven en el tablero de ajedrez. 16 piezas blancas y 16 piezas negras. Un rey, una reina, dos alfiles, dos caballos, dos torres y 8 peones por el lado de las piezas blancas (16), y otras 16 por el lado de las piezas negras.

Esto sería solo el principio. El ajedrez, o como también lo llaman: El juego-ciencia,  tiene muchos secretos, y como éste ha existido a través de toda la historia antigua, moderna y contemporánea, siempre será atractivo para cualquier persona, aprenderlo. Según los expertos, desde los 3 años de edad, hasta los 90 o 100, las personas pueden aprender a jugarlo, aun y cuando tengan el “síndrome de dawn”. Aprender el juego implica estar inmerso en las mil y una posiciones que se alcanzan en el ejercicio del juego, que propician el análisis y la reflexión de los jugadores para realizar las mejores jugadas y alcanzar el triunfo. Dar jaque mate al Rey.

Show More

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Close
Back to top button
Close

Que no se te pase la nota

Cada mañana, recibe el contenido mas relevante en tu correo.