EditorialAliber Lopez

ÓPTICA POLÍTICA

Por Aliber López

“Aprobadas las leyes secundarias de educación en México”

“La oposición cuestiona la distribución de las plazas a normalistas y UPN”

“Los alegatos de la oposición sin agarraderas”

Fueron 3 las leyes secundarias sobre educación, aprobadas ayer en la madrugada por la Cámara de Diputados, con algunos corchetes o reservas, para discutirse más ampliamente y que quede definida en lo jurídico la normatividad que regirá las acciones educativas en el futuro inmediato. La Ley General de Educación, La Ley General del Sistema de Carrera para las Maestras y Maestros y la Ley General de Mejora Continua. Estas Leyes, luego de que sean aprobadas por el Senado de la República y publicadas en el Diario Oficial de la Federación, se constituirán en la normatividad que regirá  las acciones educativas de todos los actores involucrados;  desde autoridades de todos los niveles empezando por el secretario de Educación Pública, hasta los docentes, padres y madres de familia  y los alumnos.

Sin meternos mucho en honduras respecto a los alcances de las Leyes Secundarias, la oposición ha hecho énfasis en que se le está entregando a la CNTE (Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación), la oportunidad de que sigan con su venta de plazas porque el Estado Mexicano garantizará que los egresados de las Escuelas Normales y de la UPN (Universidad Pedagógica Nacional), tendrán derecho a una plaza laboral al terminar satisfactoriamente sus estudios normalistas.

El alegato opositor encabezado principalmente por el PAN, no tiene ninguna agarradera o fundamento, puesto que los encargados de emitir un listado de maestros nuevos, serán los directores de las escuelas normales  del país, así como los directores de las Instituciones UPN, presentarán los listados de los egresados de la Universidad Pedagógica Nacional en todas sus instituciones normalistas distribuidas a lo largo y ancho del país, no tendrán nada que ver con los Sindicatos de Maestros, aunque tampoco existe garantía de que habrá plazas para todos. El Gobierno solo podrá ofertar las plazas que de acuerdo a un presupuesto de Gasto Público autorizado, pueda pagar.

Es bueno establecer que ahora si tendremos claridad en cuanto a las acciones que ejecutaremos para mejorar nuestro desempeño educativo,  de las acciones que se podrán promover para crecer y de las acciones pertinentes que nos ayudarán  a ser mejores.

Sabemos que en el sistema de promoción y estímulos  de maestras y maestros se recuperará el sentido de lo que fue “Carrera Magisterial” de 1992 a 2013 y que en la Ley del Servicio Profesional Docente, ahora abolida, se mantuvo un sistema distinto, muy opaco, de estímulos  económicos cuya normatividad nunca fue publicada para tener certeza como las que existieron en las Leyes Secundarias aprobadas en 1992, con el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación en México.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar