Editorial

Opinión pública

Una vela a Dios y otra al Diablo

Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Pagar cuotas es una obligación de militantes de los partidos políticos. El porcentaje lo define cada organización.

La “charola” se pasa principalmente a quienes cobran en el erario, ya sea por nombramientos administrativos o de elección. Sin embargo no todos cobran a garrote en mano.

A diferencia de los priístas y otros, un informe rendido al INE por Acción Nacional de Tamaulipas (corte al 23 de junio) nos dice que sus jefes no se andan por las ramas en eso de pasar a la báscula a la militancia.

En el primer semestre del año hicieron 420 cobros (algunos varias veces) por la suma de más de 840 mil pesotes. Todo en efevo, nada de especie o favores.

Los militantes deben estar al corriente de sus pagos si tienen aspiraciones. Así por ejemplo, el dato nos dice que Carmen Lilia Canturosas Villareal, de Nuevo Laredo, ha desembolsado la suma de 17 mil 500 en lo que va de 2019 ¿sigue siendo panista?

Cubrió dicha cantidad en cinco pagos de tres mil 500 pesillos, realizados el 31 de enero, y cinco, once, 13 y 19 de marzo

En esta última fecha todavía no era candidata de Morena a diputada plurinominal, pero seguro que ya buscaba arreglos desde el año anterior ¿doble juego? ¿una vela a Dios y otra al Demonio?

Fue hasta la medianoche del 30 de abril (un minuto antes de vencer el plazo oficial) que el jefe morenista Enrique Torres Mendoza se presentó a la Oficialía de Partes del IETAM con la lista bajo el brazo, colocando a Carmen en tercera posición, lo que le garantiza su acceso al Palacio Legislativo.

La pregunta es ¿sigue siendo panista? La candidatura morenista se puede pasar como externa, una mescolanza de  gente de otras corrientes políticas, pero … ¿juega como caballo de Troya?

Le dimos una “revisadita” a la lista de militantes de Acción Nacional y en efecto ella sigue ahí como afiliada desde el seis de marzo de 2014. Aparte sus consanguíneos Carlos Enrique, Cinthya Edith y María Claudette.

Pero dejemos a la damita.

Con fama de coda (en su campaña de reelección no quiso dejar de cobrar una sola quincena) Juanita Sánchez Jiménez, diputada de Reynosa, para poder aspirar a la reelección, le tuvo que aportar a Finanzas de su partido la cifra de 47,700 varos. Y ahora sí ganó, se aventará otros dos añitos calentando asiento en el Congreso ¿acaso trabajando?

A Doña Tere Aguilar, distrito 15 de Victoria no le tocó reelección pero se “mochó” con 48 mil del águila. Le debe mucho al partido como para que le perdonen sus cuotas.  Ya fue dos veces legisladora y alcaldesa suplente en sus mocedades, aunque el pueblo no la recuerde (ella es de Guanajuato) más que como devota de la religión católica, apostólica y romana.

Lo que queremos resaltar es que en Acción Nacional hay orden. Es el único partido que obliga aportaciones de sus militantes. No debe a nadie y, en el proceso eleccionario anterior, no recibió multas de parte de los fiscalizadores. Los gerentes saben cumplir con la Ley. Hacen préstamos al personal pero se los cobran.

En cambio, al 31 de marzo  Morena tenía más de tres millones de pesos por cobrar, entre ellos impuestos y 360 mil de viáticos por comprobar de parte de sus jefes.

Dejamos el asunto. Cada quien es responsable de sus acciones y hace de su vida lo que quiere ¿o no?.

Así por ejemplo, no le irá muy bien en su bolsa a Doña Irma Gisela Aranda Benavides, de Matamoros, quien jugó como independiente por el distrito 10. Ya la tiene fichada el INE. Al parecer le faltó su último informe luego de ser descalificada de la contienda. No llegó ni a candidata.

La misma suerte para Reynol Emmanuel Sánchez Jaramillo, del distrito XX con cabecera en Madero.

En relación a un comentario anterior nos informan que los consejeros nacionales del PAN Tamaulipas no son muchos, diez u once incluyendo a funcionarios y dirigentes partidistas.

Ahora mismo son consejeros Guillermina Perlas López, Dulce Adriana Rocha, Sonia Tamez González, Tania Silva Areli, Francisco Garza de Coss, Arturo Sarrelangue Martínez, César Augusto Rendón García (entonces era diputado federal) y Homero Alonso Flores Ordóñez, más el presidente del CDE y el Gobernador.

Para ir entendiendo: Garza de Coss, Sarrelangue, César Augusto Rendón  y Tamez González van por la reelección.

De 24 suspirantes enlistados deberán quedar ocho o nueve.

Volviendo con el tricolor, el tope de gastos de campaña de los candidatos a dirigir el CEN será de poco más de cuatro millones de pesos para recorrer la República entera en 45 días ¿será cierto? ¿van a viajar en avión de línea?. Lo más seguro es que sí para no desentonar con la austeridad republicana de López Obrador.

Ya tendremos oportunidad de recibir por estos rumbos al  prácticamente “dedeado” candidato Alejandro Moreno Cárdenas, por cierto un hombre muy rico no acostumbrado a los autobuses o micros.

En su declaración 3 de 3 antes de llegar a la gubernatura reportó ser dueño de 16 propiedades, todas compradas  entre 2012 y 2014 ¿de qué es dueño ahora? ¿de medio Campeche?

Dijo que anualmente ingresaba  cinco millones 306 mil del águila, más los 600 mil de su cónyuge. Era funcionario del PRI nacional y diputado federal.

Son ingresos mucho mayores que los del diputado federal Salvador Rosas Quintanilla, empresario gasolinero y de otros renglones en Nuevo Laredo, quien manifiesta ganar tres millones 20 mil anuales, además de 465 mil de su esposa.

Es un hombre que viaja en avión privado (cuando era diputado local cada semana concurría a Ciudad Victoria).

Hay que decir que Don Chava y Mario Alberto Ramos Tamez, son los únicos diputados federales de la tierra cueruda que hicieron pública su declaración patrimonial, fiscal y de intereses. Los demás le hacen al monje como Erasmo González Robledo, Héctor Villegas González, Vicente Verástegui Ostos y Armando Zertuche Zuani por mencionar algunos.

El espacio se termina. Mejor luego abundamos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar