DestacadosNacional

México le dice adiós a José José

CIUDAD DE MÉXICO .- «Para despedir a un Príncipe, solo en un recinto tan grande como su trayectoria»,  así lo manifestaron algunos de los seguidores de José José que desde temprana hora hicieron fila afuera del Palacio de Bellas Artes para unirse al homenaje póstumo.

A partir de las 7:00 de la mañana de este miércoles, ya se veían a los primeros seguidores del «Príncipe de la canción» esperar pacientemente su arribo, entonando sus éxitos, echando porras y quejándose de Sarita, la hija menor del artista, a la que le recriminaron por no enviar su cuerpo completo y sólo la mitad de sus cenizas.

Pasadas las 10:00 de la mañana, la carroza fúnebre con los restos del intérprete de la «Nave del olvido» llegó al recinto más importante de la cultura en México para recibir honores de su público, familiares y amigos que lo siguieron durante su carrera artística.

Afuera, a través  de las pantallas colocadas en la explanada del inmueble, seguían paso a paso lo que sucedía al interior, coreaban con gran sentimiento sus canciones e incluso derramaban algunas lágrimas como si se les hubiera muerto un ser querido.

Por desgracia, las tres horas que estuvo en Bellas Artes no fueron suficientes ya que muchas personas se quedaron sin la posibilidad de tocar su féretro  y aunque lamentaron no haber llegado a tiempo, algunos se organizaron para alcanzarlo en la Basílica de Guadalupe o en el Parque de la China en Clavería.

Minutos después de las 13:00 horas, la caravana salió rumbo al recinto mariano de manera accidentada, debido a la gran cantidad de gente que abarrotó el Eje Central Lázaro Cárdenas, que al ver salir la carroza fúnebre que contenía los restos del «Rey sin corona», inmediatamente se volcaron para tocarla y aventarle flores. 

El mismo cariño que el público mexicano le otorgó al cantante se vio reflejado con sus hijos Marysol y José Joel, a quienes les agradecían el haberlo traído «con su gente», que también deseaban llorarle y despedirlo.

Sepultan cenizas junto a su madre en el Panteón Francés

Es por esa última voluntad, al menos la que sus hijos José Joel, Marysol y su ex esposa Anel aseguran que era su deseo, fue que esparcieron dentro de un ataúd, dorado, los restos del Príncipe de la Canción.

Desde que llegó a su última morada, la carroza fúnebre fue recibida por miles de personas que aplaudieron y aventaron rosas blancas tras el paso del cortejo y hasta llegar al lugar en donde fue sepultado, los acordes de la canción que le abriera las puertas de la fama y el éxito retumbó «El triste».

Personas llorando, gente aplaudiendo, y la familia de José Rómulo Sosa Ortiz, su nombre real, siempre al pendiente del descenso del féretro no dejaron de cantar dicha pieza que es una de las más escuchadas en estos últimos días en las diferentes plataformas streaming.

Arreglos de flores, coronas de rosas blancas y amarillas enmarcaron el lugar donde el cantante de Clavería descansa ya en paz.

Al termino, José Joel, Marysol y Anel fueron abordados por los medios de comunicación, sin embargo no quisieron hablar esta vez y se fueron hacia la camioneta que los llevaría, ahora, de regreso a su casa.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar