Deportes

Listo para la Copa Oro

  • Gana 3-2 a Ecuador

CIUDAD DE MÉXICO, junio 9

Bendiciones se llevó el equipo mexicano de la cancha maldita del AT&T Stadium, donde derrotó 3-2 el equipo nacional de Ecuador.

Porque a pesar que de nueva cuenta ese césped, propició una nueva lesión, Héctor Moreno salió con dolencias en la ingle derecha en el primer tiempo, la Selección salió con el puño en alto alargando la racha triunfal e invicta del argentino Gerardo Martino.

El Tricolor no jugó su mejor partido, pero dio show, porque fue contundente, marcó tres, mas adoleció en defensa, al aceptar dos. No lució del todo dominante. No se mostró mandón en el terreno de juego, pero ganó mereciéndolo, y eso de cara a un torneo como la Copa Oro, es bueno, es agradable, es reconfortante.

México se fue tres veces en ventaja y en dos fue alcanzado. Jonathan Dos Santos abrió el marcador de disparo de media distancia (28′), pero igualó Ángel Mena (47′) en un tiro libre que fue desviado por César Montes. Otra vez se fue arriba el Tricolor con un golazo de tiro libre de Luis Montes (63′), pero por arriba el cuadro azteca falló y Ayrton Preciado (66′) empató con remate con la cabeza y para cerrar la fiesta Luis Rodríguez marcó de volea el de la victoria (77′) a servicio de Jesús Gallardo.

Tardó México en agarrar el ritmo del juego, el físico de los ecuatorianos los hizo dominadores pero no lo reflejaron con llegadas o goles. Y Jonathan Dos Santos sacó la magia de la chistera, avanzó desde medio campo y cuando vio la posibilidad lanzó el obús que se comió el portero Banguera.

Hasta el segundo tiempo Ecuador reaccionó con un tiro libre de Mena que fue desviado por César Montes. México de nueva cuenta comenzó a trabajar el juego, a ganar metros. Así Luis Montes vio la posibilidad de vengarse de su lesión en aquel lejano 2014, en esta misma cancha, ante la misma selección ecuatoriana. El «Chapo» le puso poesía a un tiro libre y la ventaja era de nueva cuenta de los verdes, ventaja que no duró mucho porque otra vez las desatenciones por lo alto provocaron el empate, esta vez de Preciado.

Gerardo Martino fue por la victoria. Metió gente con imaginación, atrevimiento y de ahí salió el centro de Jesús Gallardo que cayó justo a la entrada del «Chaka» Rodríguez quien de volea metió el tercero y dio el cuatro triunfo seguido en cuatro juegos de la era Martino.

La maldición se hizo presente, un lesionado más al expediente en un juego donde la Selección Mexicana se llenó de bendiciones y dio show. Se ganó, pero el convencimiento aún está lejos, pero ya no hay más experimentos, es lo que hay.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar