Exterior

Investigan a Google por violación de ley antimonopolio

WASHINGTON, EU.- Cerca de medio centenar de fiscales generales de estados de Estados Unidos anunciaron que van a investigar al gigante tecnológico Alphabet, la empresa matriz de Google, para determinar si la compañía está violando las leyes antimonopolio del país.

De la pesquisa sólo se desmarcaron California y Alabama, sede y origen de Facebook y Google, respectivamente. Tal y como explicó el fiscal general de Texas, Ken Paxton, la investigación servirá para determinar si Google «domina todos los aspectos de publicidad en internet y búsquedas»; el primer foco de atención será precisamente el tema publicitario.

Según varios análisis de expertos, como el de eMarketer, Google podría ganar este año más de 48 mil millones de dólares en ingresos por publicidad digital, acaparando más de  75% del gasto total de este tipo de anuncios en todo el país, reporta el diario «The Washington Post».

«Dominan el lado de comprador y del vendedor», apuntó Paxton desde las escaleras del Tribunal Supremo en Washington. Después de eso podría ser el turno de la gestión y uso de datos de usuarios, así como su motor de búsqueda por si favorece sus propios productos por delante de los de la competencia.

«Google decide quiénes son los ganadores y los perdedores», dijo el fiscal general de Luisiana, Jeff Landry. «Si no actuamos ahora, morirán las publicaciones digitales y la promesa con la que nació internet», apuntó, asegurando que la acción es necesaria porque es una «amenaza existencial al mercado virtual».

 «Esta es una investigación sin precedentes… Es justo decir que Google controla, o es un jugador muy importante, en todos los aspectos de la cadena de suministro de publicidad en la red», dijo el fiscal de Missouri, el republicano Eric Schmitt, en una rueda de prensa delante del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Desde hace meses, las grandes empresas de Silicon Valley están en el ojo del huracán, especialmente aquellas compañías que las autoridades creen que son «demasiado grandes y poderosas» y que han estado envueltas en varios escándalos, especialmente de gestión de datos de usuarios y de nula respuesta al discurso extremista o a la injerencia extranjera en las pasadas elecciones presidenciales, como Facebook o Alphabet (y todas sus filiales, como Google o YouTube).

A pesar de que el anuncio sólo es de una investigación y no una acusación, y por tanto más una declaración pública que un problema real para las empresas, el apoyo casi unánime y bipartidista es una muestra de la preocupación creciente por el poder de las empresas tecnológicas.

Su influencia y dominio de casi todos los aspectos del mundo digital, también del discurso político y la difusión de información, ha puesto a Silicon Valley en el punto de mira. Facebook tiene de hecho su propia investigación antimonopolio, anunciada el pasado viernes por la fiscal general de Nueva York, Letitia James. «La plataforma de redes sociales más grande del mundo debe cumplir con la ley», sentenció James.

Los próximos podrían ser Apple y Amazon, que también están sufriendo una investigación por parte del Congreso.

El avance iniciático de las autoridades estadounidenses contrasta con la contundencia de las autoridades europeas al respecto, que ya han impuesto severas sanciones a estas empresas por su monopolio. La Unión Europea, por ejemplo, ha multado con más de 9 mil millones de dólares a Google en los últimos años por temas relacionados con su dominio excesivo del mercado en el que operan.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar