EditorialClemente Castro

HUMO BLANCO

EMPIEZA LA REFLEXIÓN

Por Clemente Castro González

Gran paquete les tocará a los que resulten triunfadores en la actual contienda porque se fueron grandes en promesas hacia los electores en el afán de ganar su aprobación y, sobre todo, su voto.

Seguridad, inversión,  empleo, mejora en servicios públicos, combate a la impunidad, entre otros temas, les fueron planteados a los aspirantes a conformar la próxima legislatura.

De ese tamaño es su “boleto” y difícilmente podrán desdecirse de lo que ya quedó en el registro video grabado o escrito.

Al fin de cuentas, según se lo adelantamos en éste espacio al arranque de las contiendas, los candidatos tuvieron que adecuarse a las exigencias concretas de los ciudadanos y dejar, en segundo término, las propuestas en torno a las funciones sustantivas de los diputados. Entiéndase lo relativo a las leyes, rendición de cuentas, transparencia y gestión.

Lo que más calaba en las comunidades de tal o cual distrito eso fue lo esencial en la agenda que impusieron los propios electores las regiones norte,  sur, zona centro y altiplano.

Por ejemplo, en Victoria el problema del agua y de la inseguridad fueron la constante, aunque fue del primero del que más se habló y se seguirá haciendo hasta que no se le de salida, lo que no será pronto, según parece.

Cabe señalar que los diputados que buscan reelegirse  “metieron su cuchara” para favorecerse y a su partido.

Y no es que estén al margen de lo que sucede pero, en tiempo normal, se la llevan suave y en la actualidad, por decirlo de una forma, parecen verdaderos luchadores sociales.

Ahí tenemos al diputado CARLOS MORRIS, el cual aparece en un lugar privilegiado de la lista de prospectos por la vía plurinominal.

Pero así es la política y no debemos extrañarnos de la “combatividad” de personajes que de tímidos y modosos pasan a convertirse, en la coyuntura electoral, en verdaderos críticos del “sistema” al que pertenecen.

En cuanto a los candidatos, no faltaron los que llegaron a la exageración con tal de querer avasallar a los contrincantes.

Hubo uno que compite por el 15 distrito, desde luego que no es el único   al que tendrán que seguir de cerca los encargados de fiscalizar los recursos, que gastó a manos llenas, en un entorno en el que se notan las carencias de los electores que busca representar.

Hablamos de dispendio de recursos pero igual de bisutería verbal que lindó en lo ofensivo.

¿Rescatar el orgullo victorense? ¿Acaso se perdió? Y si fue así sería pertinente que se diera “santo y seña” sobre las causas que propiciaron esto. 

Lo cierto es que entramos a la etapa de reflexión, a partir del primer minuto de  éste jueves, y  nadie podrá hacer proselitismo en Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria, Mante, Tampico y ninguna de las localidades de la entidad.

Ello no implica que los candidatos permanezcan encerrados en sus “bunkers”, más bien no deben hacer eventos públicos.

Por supuesto que pueden tener reuniones privadas-desayunos, comidas, cenas y cuidarse de no hacer en dichos lugares el llamado a votar.

También les asiste el derecho de ir a surtir la despensa, recordar que hay cine en su ciudad,  asistir a misa  o simplemente salir a cenar con sus familias y hasta dar un paseo por las calles.

 Ya verá que más de un candidato o candidata lo hará….Es parte de lo que se ve en los días que restan para los comicios.  Pero de que van a estar bajo la lupa, ni duda cabe.

En calidad de mientras la operación tamal, barbacoa o menudo, para el domingo en la mañana, acorde a los conocedores, va que va.  

Conste que la convivencia no es delito. Si lo es el “carrusel”, la coacción  y la compra de votos.

AL CIERRE

La verdad es que no se si ahora estamos mejor o peor en aspectos de seguridad en el país pero lo que si me queda claro es que el fenómeno persiste y que los órdenes de gobierno son responsables de garantizar la paz y tranquilidad de los las familias mexicanas.

Tampoco está a discusión el hecho de que el fenómeno de la delincuencia organizada y la impunidad, no son cosas que acaben de empezar sino que traen su historia en cuanto a omisiones y complicidades de políticos, gobernantes, empresarios y hasta de sagradas instituciones.

Es parte de nuestra realidad, nos caiga el veinte o no o tratemos de echar culpas a diestra y siniestra buscando alguien que la pague.

La estrategias fallidas para frenar la violencia y acabar con la inseguridad se cuenta por sexenios o mejor dicho por décadas.

De modo que no debe sorprendernos la reciente declaración del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, ALFONSO DURAZO MONTAÑO, cuando alerta en el sentido de que México se encuentra en emergencia dado el avance de la criminalidad, lo que se compara con la situación vivida en tiempos de la Revolución Mexicana. 

Aunado a que el servidor púbico reitera que lo que sucede, de criminalidad y violencia,   se ha sustentado en la protección brindada por funcionarios a grupos delictivos.

AL CIERRE

Será interesante ver para donde se mueve el magisterio tamaulipeco a la hora de decidir en las urnas.

Lo que hemos visto es que, al menos el grueso de los mentores, nucleados en la sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que lidera RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ, han tejido buenas relaciones con los jerarcas de la administración estatal.

La explicación que se da a tal cercanía es el trabajo de base que se ha llevado a cabo desde la Secretaría de Educación en Tamaulipas y, en lo concreto, de la Unidad Ejecutiva de la dependencia.

En los planteles hay evidencia de gestiones, infraestructura y becas, que corresponden a determinados programas, implementados desde la SET con el visto bueno de los padres de familia y el profesorado.

Desde luego que los “mentores” tienen la palabra pero lo que aseguran los que saben es que las administraciones eficientes dan votos y viceversa.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar