Elite

CRÓNICA FRONTERIZA

MATAMOROS HEROICA

Por: Andrés F. Cuéllar

Ya comentamos que con la excepción de Veracruz y Cuautla el acontecimiento por el que cada ciudad se ganó el título de Heroica es desconocido, muchas veces hasta de sus propios habitantes como es el caso de Matamoros.

Otra característica es que la historia que pudiéramos llamar académica, de historiadores profesionales parecen no interesarse en esos acontecimientos, quizá porque al referirse a historias de pueblos no parece impresionar a quienes se dedican a tenas que consideran importantes para todo el país. El caso de Matamoros solo lo han estudiado dos aficionados locales: Eliseo Paredes Manzano y Joel Moreno Ramones y por una historiadora profesional: Josefina Zoraida Vázquez, los tres ensayos tienen menos de 50 páginas cada uno, pudiéramos llamarlos folletos.

El de Eliseo Paredes describe los acontecimientos que terminaron con los títulos mencionados. El de Joel Moreno describe el ambiente expansionista de EU en relación a lo que sucedió en Matamoros y Josefina Zoraida Vázquez se propone demostrar que el acontecimiento no tuvo mayor importancia. Andrés Lira y Anne Staples en la Nueva Historia General de México del prestigiado Colegio de México le dedica lo siguiente: “Hubo intentos semejantes y no faltó quien propusiera la creación de una ‘República independiente de la Sierra Madre’ en Tamaulipas para aprovechar el comercio fronterizo que ya reflejaba el expansionismo estadounidense”

La rebelión del Plan de la Loba que al combatirla los matamorenses ganaron los títulos de Heroica, Invicta y Leal sucedió en el años de 1851, como sabemos el tratado de Guadalupe Hidalgo se firmó el 2 de febrero de 1848, solo casi cuatro años antes. Ese acontecimiento trajo cambios sustanciales a la región principalmente el haber situado la frontera en el Río Bravo y con ella la llegada de los aduanales, que nunca han  sido el sector más querido de la población, máxime que durante la ocupación de EU había habido prosperidad económica el no cobrar impuestos a los productos del invasor.

Mientras esto pasaba en Matamoros todo el país no salía del aturdimiento provocado por la terrible derrota y el territorio perdido. Grupos separatistas nacionales y extranjeros actuaban en diferentes partes pretendieron beneficiarse de la situación. Don José Joaquín Herrera había entregado pacíficamente la presidencia al Gral. Mariano Arista pero era cuestionado.

Otro aspecto a considerar es la presencia de la primera generación de  algunas personas que se consideran mexicanas o americanas según les conviene, ya que dominan el inglés y tienen intereses en ambos lados de la entonces nueva frontera.

En este ambiente, el 22 de septiembre de 1851 un grupo de 21 fronterizos  encabezados por José María Carvajal se reunieron en el rancho La Loba para publicar el plan de este nombre.

el 22 de septiembre de 1851 un grupo de 21 fronterizos encabezados por José María Carvajal se reunieron en el rancho La Loba para publicar el plan de este nombre.

El Plan de la Loba tenía 12 artículos  de los cuales los más aractivos para los fronterizos era el 7º que decía: Se permitirá la introducción de víveres en la frontera de Río Bravo, libre de derechos de entrada por 5 años. Y el 5º que proponía: 5.- Se exige el alza de prohibiciones y la baja de derechos de importación sobre efectos extranjeros, no pasando los que se impongan de un cuarenta por ciento sobre aforo.

Eso se interpretaba como la creación de una Zona de Libre Comercio que de hecho existió durante los 21 muses de la ocupación de los EU que mucho estimuló la economía de la región.

Con esos objetivos logró un gran apoyo de la población que le permitió tomar a las llamadas Villas del Norte como se les llamaba a los pueblos de la frontera tamaulipeca, la única ciudad que les faltaba era Matamoros.

Era Presidente Municipal de Matamoros Don Macedonio Capistrán que después se distinguiría luchando por el Partido Liberal y comandante de la Guardia Nacional y el General Francisco Ávalos comandante de las tropas de línea o del ejército. Pronto se dieron cuenta que muchos de los seguidores de Carvajal y su Plan de la Loba eran ciudadanos de los Estados Unidos, unos 40 al principio pero al momento del ataque a Matamoros ya eran más de 400. También se rumoraba que ellos pretendían imitar el ejemplo de Texas creando la República del Río Grande o bien de la Sierra Madre.

Era Presidente Municipal de Matamoros Don Macedonio Capistrán que se distinguió luchando por el Partido Liberal y ser comandante de la Guardia Nacional.

Esto hizo que Ávalos y Capistrán convocaran a los vecinos para aportar su “cuota de sangre” que fueron quienes soportaron la mayor parte de la carga de la defensa ya que las “tropas de línea” al mando del General Francisco Ávalos eran muy pocas. Les comentaran el peligro que ellos veían en el caso de que triunfaran los rebeldes y la necesidad de resistirlos. Acordaron crear una zona de libre comercio con el propósito de quitarles la bandera más atractiva de los rebeldes.

El ataque se inició el 20 de octubre y resistieron durante diez días en loa cuales se incendiaron el 80% de las viviendas, operación sencilla pues eran viviendas de techo de zacate seco y paredes de leña. Se combatió hasta una cuadra de la Presidencia Municipal habilitada como cuartel general y cetro de la resistencia. El 30 del mismo mes de octubre, os atacantes se retiraron proclamando una victoria completa. Días después una pequeña batalla en el río San Juan significó el fin del movimiento.

Este acontecimiento tuvo reconocimiento inmediato con expresivas felicitaciones de los gobiernos de los estados de Nuevo León y Coahuila y el 7 de noviembre, apenas ocho días después de la victoria el Congreso de Tamaulipas reconocía a los matamorenses con un decreto que decía: ARTICULO.-4º.-Se declara Heroica la defensa de la Ciudad de Matamoros y en el Salón de Sesiones de su Ilustre Ayuntamiento se inscribirá con letras de oro el siguiente lema: «INVICTA Y HEROICA CIUDAD DE MATAMOROS, OCTUBRE 30 de 1851.»

El acontecimiento fue tan importante que hasta el gobierno fedral el 28 de mayo de 1852, siete meses después de la victoria publicaba un decreto que en parte decía: “ARTICULO.- 1º.- Se concede a la ciudad de Matamoros, en el Estado de  Tamaulipas el título de «LEAL», por haber merecido bien de la Patria en la bizarra defensa que sostuvo contra los traidores que la sitiaron en Octubre de 1851.- León Guzmán, Diputado Presidente del Senado” publicado con la firma del Presidente de la república Mariano Arista.

Podemos asegurar que Matamoros fue la ciudad que tiene el récord de de rapidez entre el acontecimiento y el reconocimiento y otorgación de los títulos de Invicta y Heroica por el gobierno del Estado y de Leal por el Gobierno Federal. Otro hecho que merece mencionarse es que esos decretos no los promovió la ciudad. Fue una reacción espontánea de las autoridades municipales y estatales.

Además ingresaron tanto a las autoridades como al pueblo de Matamoros pues con raras excepciones siempre aparece la H. de Heroica antes del nombre de la ciudad y no hay matamorense que no lo sepa y que en ocasiones, como en 1913 el pueblo siente la necesidad de hacer honor a ese título.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar