DestacadosNacional

Casos Culiacán y LeBarón no nos van a desviar: AMLO

CIUDAD DE MÉXICO .- El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que ante hechos de violencia como los acontecidos en Culiacán o el asesinato de la familia LeBarón-Langford, se han alzado afanes autoritarios que piden uso de la fuerza y guerra para combatir al crimen organizado.

Pero el mandatario recalcó que su gobierno seguirá con la misma política de atender las causas que originan la violencia y la inseguridad, a través de la prevención del delito y de generar bienestar entre las familias. «No nos van a desviar del plan», advirtió.

«Últimamente hemos enfrentando situaciones difíciles, pero esto no nos va a desviar; al contrario, en las crisis, aunque sean transitorias, se definen más las posturas. Todo esto de la violencia despertó, alentó los afanes autoritarios, de uso de la fuerza, todo esto que llevó en su momento a declarar la guerra al narcotráfico», indicó.

En su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el Ejecutivo federal recordó que en el caso del fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, en Culiacán, Sinaloa, los delincuentes estaban drogados, lo que los llevó a un alto nivel de irracionalidad.

«Hay personas que están en el crimen organizado y ya con un nivel de descomposición extremo. Por lo general, los que cometen estos actos de crímenes, de asesinatos, por lo general son gentes drogadas. Eso está probado.

«Cuando están en la acción, en los enfrentamientos, la mayoría [están] drogados, o sea, en una enajenación, una situación irracional completamente. Eso está probado, tenemos datos. En Culiacán, cuando detienen a unos militares, los que apresan estaban drogándose y ofreciéndoles droga a los militares», señaló.

El Presidente también fue cuestionado sobre frases que ha dirigido a los delincuentes, como que «los va a acusar con su mamá» o que renuncien al crimen porque «fuchi, guácala»; y explicó que «durante el periodo neoliberal no se abonó a la prevención del delito».

«Vamos a luchar, a procurar que haya una sociedad mejor, no la degradación que significó la política neoliberal. Sin autoridad moral, ¿cómo las autoridades van a actuar? Entonces, sí nos va a llevar tiempo, desde luego, pero vamos bien».

Añadió que «el que cometa un delito va a ser castigado» sin importar el dinero que se ofrezca para conseguir impunidad. «Nada de que con dinero todo se logra, nosotros no tenemos precio, nuestra dignidad no tiene precio, por eso tengo confianza de que vamos a poder».

López Obrador recordó el operativo realizado en 2009, en el que elementos de la Secretaría de Marina abatieron a Arturo Beltrán Leyva, «El Barbas», y señaló que su estrategia para combatir al crimen organizado se basa más en la prevención que en el ataque armado.

El mandatario mexicano comentó sobre la imagen del cuerpo de quien fuera el líder del «Cártel de los Beltrán-Leyva», expuesto semidesnudo y con dólares encima, días después de que fue abatido, hace casi 10 años, en Cuernavaca, Morelos.

«No sirvió; hay asuntos gravísimos de esa política, los niveles ya los hemos visto aquí, los índices de letalidad; se puede probar que ajusticiaban, imagínense lo que desata eso, los odios que se desatan, la gente no olvida.

«Detuvieron a un delincuente famoso, hubo operativo y le pusieron al cuerpo dólares, ¿qué es eso? Yo respeto muchísimo a quienes piensan que con la fuerza, con medidas coercitivas, con la guerra, con el predominio o la superioridad de armamento se va a resolver el problema, pero eso no está en cuestión», señaló.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar